Traición: Rectores pactan recorte al presupuesto universitario con el gobierno

Durante altas horas de la noche y a espalda de las comunidades universitarias los 4 Rectores de las Universidades Públicas (UNED, UCR, UNA  y TEC) agrupados en CONARE firmaron un FEES de recorte con el gobierno.

La propuesta que al final impusieron fue una muy cercana a la inicial del gobierno que consiste en un 7,38% de aumento para el 2016 y que incluiría el reconocimiento de la inflación.

Esta propuesta representa una grave baja en el crecimiento presupuestario que condicionará a las Universidades a seguir recortando en temas como becas, regionalización,  cupos. Además será la premisa desde la cual CONARE y gobierno lanzarán una ofensiva contra las Convenciones Colectivas de los trabajadores, hoy de por sí irrespetadas.

El acuerdo además incumple el mandato constitucional de que el FEES sea negociado de manera quinquenal (por 5 años), pues dictamina únicamente el crecimiento del 2016. Con esta decisión los Rectores se plegaron al plan de Solís de recortar aún más que en 2015 el presupuesto para temas sociales, como forma de trasladar los costos de la crisis fiscal y el endeudamiento del gobierno al pueblo trabajador.

En el fondo también apoyan que el gobierno recaude más impuestos a con su plan de aumentar el Impuesto de Ventas a 15% y convertirlo en IVA para así obtener más presupuesto.

Con esta firma, el CONARE le ha declarado la guerra a las comunidades universitarias pues es claro que vendrá con recortes mucho más violentos que los de años recientes. Además ha tomado partido junto al gobierno en su plan para cobrarle la crisis fiscal al pueblo trabajador.

A diferencia del 2010, en donde la Rectora de la UCR tuvo que comprometerse a defender determinada propuesta de crecimiento con las comunidades universitarias e impulsó una lucha presupuestaria hasta determinado momento, para después traicionar; el CONARE actual ha mantuvo siempre en secreto las conversaciones sobre el FEES para traicionar desde el inicio.

La pasividad del Directorio de la FEUCR y demás federaciones estudiantiles, que enterados de esto no prepararon ninguna movilización real por transparencia en las negociaciones, ni por un verdadero crecimiento del FEES, fue clave para permitir esta traición del CONARE.

Ante  el mitin del SINDEU del martes pasado, que logró ponerle freno temporal al ataque de Henning Jensen contra las anualidades y la marcha programada para el jueves a Casa Presidencial, los rectores decidieron acelerar el fin de las negociaciones para así evitar un posible ascenso de lucha por el FEES en la Comunidad Universitaria. Con esto también pretendían evitar que la movilización le echara a perder los planes al gobierno  de  impulsar un  presupuesto de recortes en la Asamblea Legislativa, con una discusión del FEES ya resuelta.

 

Por una huelga universitaria que derrote el Convenio de traición

Actualmente el SINDEU es la única organización que a lo interno de la UCR se ha mantenido consecuente con una lucha en defensa del FEES.  Hasta hoy se mantiene en Sesión Permanente, figura que le permite preparar la huelga universitaria, y el día de ayer votó en Asamblea seguir preparando la huelga para fortalecer la lucha por un FEES creciente.

En la Asamblea Estudiantil del 24 de Agosto, el estudiantado presente apoyó la tesis defendida por la corriente estudiantil Convergencia de luchar por un 11% de crecimiento real en el FEES y de divulgarla como consigna en la marcha que estaba planteada para este 27 de Agosto a Casa Presidencial diferenciándose del gobierno, el CONARE  y la  misma FEUCR que defendía una propuesta ligeramente mayor a la de los rectores.

Es un hecho que existen elementos de resistencia y lucha por un FEES acorde con las grandes necesidades de los universitarios y del pueblo. Por lo que desde el PT llamamos a trabajadores y estudiantes a denunciar esta traición de los Rectores y a desconocer este acuerdo FEES. Es necesario organizar una huelga universitaria que denuncie esta traición,  exija que los Rectores rompan con este Convenio FEES y defiendan un 11% de crecimiento real como mínimo.

Además creemos que el CONARE, en especial Jensen de la UCR deberían renunciar luego de retractarse de la firma del FEES en vista de que estar incumpliendo una de sus principales promesas de campaña.

Le exigimos al Directorio de la FEUCR que se ponga a la cabeza de organizar al estudiantado contra esta traición de la Rectoría y que se movilice para traerse abajo este acuerdo.

Llamamos a las dirigencias del movimiento sindical a solidarizarse con el SINDEU y la lucha estudiantil y al Frente Amplio a combatir este FEES de traición en las universidades y también el presupuesto nacional de recortes que impulsará el gobierno de Solís.

La lucha que den los trabajadores hoy, será clave para preparar las próximas batallas contra los recortes que el CONARE impulsará contra los trabajadores y los estudiantes y contra la agenda de ataques que el gobierno de Solís impulsa de manera cada vez más acelerada.