Todo el apoyo al Movimiento Estudiantil de la Sede del Pacífico

Ante los recortes sistemáticos que sufre la educación pública, hoy 16 de octubre desde horas de la mañana las y los estudiantes de la Sede del Pacífico de la UCR decidieron tomar la instalaciones de El Cocal; reclaman en primer instancia la insuficiencia presupuestaria para los tiempos docentes que necesita la Sede para el año 2020, lo cual significa no apertura de cupos de nuevo ingreso, cierre de cursos e incluso de carreras, esto responde a decisiones directas de la rectoría de Henning Jensen que desde hace años ha relegado las necesidades de las Sedes y Recintos Regionales, mientras construye ostentosos edificios para algunos sectores de la Sede Rodrigo Facio.

Además reclaman otros recortes graves provenientes del Plan Fiscal, que les impide a las universidades públicas percibir los presupuestos específicos de leyes como la Ley del Atún, con lo que se afecta no solo la Sede del Pacífico sino también Guanacaste, San Ramón, Limón, y el cierre total del Recinto de Paraíso. Por si fuera poco, a sus problemáticas se les suma el reciente recorte al Fondo Especial para la Educación Superior ordenado por Rocío Aguilar y Carlos Alvarado, que tal como lo hemos venido diciendo, le cobra la crisis a los sectores más empobrecidos

Desde la juventud del Partido de los Trabajadores manifestamos nuestro total apoyo al movimiento, creemos que es una medida más que necesaria ante los abusos y atropellos de las autoridades universitarias, así como de este gobierno y sus planes de ataque a la clase trabajadora, que se sentirá especialmente en las regiones históricamente abandonadas. Este camino de lucha es el que debemos seguir, así como lo hicieron los estudiantes de secundaria que meses atrás forzaron la salida del ministro de educación.

Exigimos a la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica a ser responsables con el estudiantado, apoyar la lucha a fondo y dejar de una vez por todas la actitud complaciente con las políticas de la rectoría y el gobierno del PAC que ha aletargado la organización estudiantil, es hora que denuncien con todo. Así también hacemos un llamado a la más profunda solidaridad de todos los sectores posibles, trabajadores, estudiantes de colegio, vecinos y organizaciones en general, y al movimiento estudiantil de la toma, a abrir las puertas a dicha solidaridad como único camino para avanzar, hoy más que nunca urge unificar las luchas.

Exigimos al rector Henning Jensen y a la vicerrectora Marlen León, dar atención y solución inmediata a este reclamo estudiantil, además denunciamos su responsabilidad, en conjunto con el CONARE, por las malas negociaciones del FEES los últimos años y por hacerle el juego al gobierno en toda la lucha contra el combo fiscal. Además, hacemos un llamado a rechazar en las calles mediante un plan de lucha los recortes al FEES que generarán cierre técnico de varios centros. Creemos que una movilización de un sólo día no resuelve las demandas por la defensa de la educación superior pública. Finalmente, a Carlos Alvarado y su gobierno le decimos…

¡No más recortes a la educación!

¡Que la crisis la paguen los ricos!