Solidaridad con campesinos en Palmar Sur: Denunciamos el desalojo violento y la represión del Presidente

Aprovechando la celebración de la Romería, el presidente Solís ha desatado una brutal represión sobre 80 familias campesinas que habitan y producen en la finca Chánguena, en Palmar Sur desde hace 14 años.

Tras constantes amedrentamientos de parte de matones parapoliciales, y a pesar de la resistencia liderada por el Comité Campesino de Lucha por La Tierra de Finca Changuena, la policía finalmente ejecutó un violento desalojo sobre dos de las tres fincas.

Este desalojo está al servicio del empresario Oscar Echeverría Heigold, dueño de Motores Británicos CR y terrateniente bananero que reclama la tierra para sí en virtud de contratos de arrendamiento vencidos desde el 2011 con la Cooperativa COOPROPALCA del SUR. En concreto se trata de las fincas 2, 4 y 6.

En las últimas horas la policía realizó el desalojo a pesar de la solicitud de la Procuraduría General de la República al Tribunal Contencioso Administrativo de suspenderlo.

Los campesinos, sin embargo, se encuentran en pie de lucha y se mantienen bloqueando el paso sobre el puente del Río Terraba en la Carretera Interamericana. Campesinos, familiares y vecinos simpatizantes reclaman la tierra para quienes la trabajan y hoy enfrentan la tremenda represión del supuesto gobierno de ‘’cambio’’ de Solís.

Desde el Partido de los Trabajadores nos solidarizamos con los campesinos en su lucha por la tierra y repudiamos la violenta represión del gobierno.

Llamamos al Frente Amplio y a todas las dirigencias sindicales a exigirle al gobierno de Solís el cese del desalojo y la asignación de las fincas de la Changuena a los campesinos que las habitan y las trabajan.