Pronunciamiento: Repudiamos la brutal represión a las familias campesinas de Finca El Aguacate, Liberia

 aguacate

Entre este recién pasado lunes 22 y martes 23 de julio tuvo lugar un violento desalojo de un numeroso grupo de familias campesinas de la Finca El Aguacate en Liberia, Guanacaste. El amplio despliegue represivo y militaroide llevado a cabo por la Fuerza Pública ha dado como resultado la destrucción de las viviendas y los cultivos, lesiones y agresiones indiscriminadas a hombres mujeres y niños así como 150 campesinos y campesinas detenidos y procesados en los tribunales penales de Liberia, desde donde se ordenó el desalojo.

Una vez más queda patente la política de represión y criminalización particular que se ha implantado en Costa Rica contra los grupos campesinos que luchan por la tierra. Al igual que en otros tantos conflictos agrarios a lo largo y ancho del país, en este caso de Finca El Aguacate ha sido descarada la auténtica concertación represiva de tribunales, fiscalías y cuerpos policiales del Gobierno respondiendo a los intereses de los grandes terratenientes, capitalistas y ganaderos de la región que incluso no han tenido empacho de “ordenarle” este desalojo a los mismos tribunales penales de Liberia.

Precisamente hoy la Presidenta liberacionista Laura Chinchilla está cínicamente pavonéandose por la Provincia de Guanacaste en el marco de las celebraciones de un nuevo aniversario de la Anexión de esa Provincia a Costa Rica. Cuesta creer que este Gobierno tenga el atrevimiento de llegar a esta Provincia cuando están ocurriendo estos atropellos que se suman a los otros cientos de atropellos y discriminaciones padecidos por el pueblo, las comunidades, los campesinos y los trabajadores guanacastecos.

Desde el Partido de los Trabajadores, PT, repudiamos esta brutal represión a las familias campesinas de El Aguacate y saludamos con entusiasmo las movilizaciones y manifestaciones de todos los sectores sociales que ya están teniendo lugar en toda la Provincia y que culminarán este 25 de julio en el Cantón de Nicoya, todo en un marco de denuncia, reivindicaciones y repudio a las políticas antí-obreras, antí-populares y anti-campesinas del Gobierno de Laura Chinchilla.

Hacemos un llamado para que en esta agenda de lucha se ponga con urgencia la situación de las familias campesinas de El Aguacate. El PT llama a que se exija la inmediata liberación de los detenidos, el cese inmediato de la represión y la criminalización de las familias campesinas y su inmediata restitución en sus parcelas.

PARTIDO DE LOS TRABAJADORES
23 de julio de 2013