¿Para qué gente se propone gobernar el Frente Amplio en las municipales?

 

 

PAC-Margarita-Patricia-ARBERT-MARIN_LNCIMA20150906_0067_5

En estas elecciones municipales el Frente Amplio plantea como consigna central ‘’gobernar con la gente”. Lo que cualquier activista honesto debería preguntarse es ¿de cuál gente hablamos?

Como bien sabemos en nuestros cantones hay gente explotadora que vive del trabajo de los demás, empresarios que evaden impuestos y grandes corruptos que se llenan los bolsillos con las concesiones privadas del municipio, esta es la GENTE DE LA BURGUESIA que incluye a tipos como los dueños del Citi Mall o al patrono de La Luisa Oscar Flores.; también hay una inmensa mayoría de gente trabajadora que vive de un salario miserable o que está desempleada, gente a quienes se explota en la empresa privada sin que puedan defender sus derechos, miles de migrantes sin derechos y mujeres sin opciones de empleo o sin centros de cuido para poder salir a trabajar, esta es la GENTE DE LA CLASE TRABAJADORA. Como dice la sabiduría popular no se puede servir a dos amos, o se está del lado de los trabajadores o se garantiza el negocio y los intereses de los grandes empresarios.

Al presentarse como una opción de toda la gente el Frente Amplio termina defendiendo los intereses de los grandes empresarios que explotan al pueblo y se roban la plata de las municipalidades y el Estado.

Esto no es una mera especulación nuestra o una falta de precisión en la consigna de este partido, claramente las medidas adoptadas por el Frente Amplio van en el sentido de gobernar para la gente de la burguesía. Ese partido defiende la ley 18001 con la cual se excluye al MOPT del arreglo de vías cantonales y se trasladan recursos a las municipalidades para seguir manteniendo el modelo de concesión de obra pública privada, que es uno de los principales gérmenes de corrupción.

También ha sido el principal impulsor de la reforma procesal laboral con la cual se anula el derecho de huelga. Están dispuestos a defender una reforma fiscal que terminarán pagando los trabajadores mediante impuestos como el IVA.

Así mismo, se han atrevido a plantear públicamente en cantones como en San José,  la necesidad de recortar planillas municipales y eliminar derechos laborales; a esta larga lista hay que agregar su voto a la concesión de la ruta 32 a una empresa China y su colaboración para derrotar la huelga de SINTRAJAP y garantizar la aplicación de la concesión a APM Terminals.

En el Partido de los Trabajadores decimos claramente que queremos gobernar para la gente de la clase trabajadora, por eso nos oponemos a las concesiones privadas que desangran los presupuestos y engordan las billeteras de unos pocos corruptos, defendemos sin ninguna condición los derechos laborales de todos los empleados municipales, proponemos cobrar más impuestos a los grandes negocios y capitales para financiar los municipios, planteamos la necesidad de que las municipalidades asuman todas las obras y servicios que les corresponden para generar más empleo digno y bien pagado.

Para gobernar decentemente hay que acabar con el actual régimen corrupto y antidemocrático

El Frente Amplio también propone gobernar sin robar pero sin impulsar medidas que afecten a los grandes empresarios responsables del saqueo de nuestros municipios y sin cambiar de fondo el actual régimen municipal al que llaman democracia y no lo es.

Más de la mitad de los actuales alcaldes tienen denuncias por corrupción al igual que cientos de representantes (regidores, síndicos, concejales). Esos mismos son los que favorecen a sus amigos y familiares con concesiones o puestos de altura en los municipios, los que hacen fiesta con la plata del pueblo en los Consejos Municipales sin que el pueblo pueda decir nada.

No se trata de cambios decorativos que en nada transforman el actual modelo clientelar y donde mandan unos pocos, no sirve de nada colocar en una página web los informes de auditoría interna, dar audiencia a las comunidades antes de votar los presupuestos o llevar a sesionar los Consejos Municipales a las comunidades; para acabar con la corrupción se necesita quitar el poder a esos funcionarios e instituciones y acabar con el modelo privatizador de las concesiones.

Por eso desde el PT planteamos la necesidad de crear Consejos Comunitarios en cada barrio en donde trabajadores ticos y nicas definan presupuestos y prioridades y le quiten el poder a un pequeño grupo de regidores y alcaldes que solo velan por sus intereses. Estos Consejos y no un reducido número de representantes deben ser la máxima autoridad que defina en qué se gasta cada colón y garantice que la municipalidad este realmente al servicio de los trabajadores.

El Frente Amplio se contenta con gobernar con las actuales reglas antidemocráticas que excluyen a miles de migrantes que no tienen derecho a votar y que favorece a los partidos que financia el gran capital. Pretenden elegir sus representantes en una democracia que solo sirve a los ricos, donde los trabajadores no tienen derecho a organizar sindicatos en la empresa privado, donde un alcalde no puede ser removido por la voluntad popular y donde se gobierna para beneficio de unos pocos.

Por eso entre otras cosas proponemos reformar el Código Municipal para que el pueblo pueda convocar a plebiscitos revocatorios contra alcaldes y regidores corruptos mediante recolecta de firmas. También rebajar los salarios de los alcaldes a los de un obrero técnico calificado. Así como poner la municipalidad al servicio de la organización de sindicatos y de la lucha por la igualdad de derechos políticos y sociales para los nicaragüenses.

Desde el Partido de los Trabajadores queremos llevar a los municipios a candidatos obreros y luchadores sociales para acabar con esta falsa democracia, proponiendo medidas concretas para evitar que sean los trabajadores quienes paguen por la crisis, poniendo las municipalidades al servicio de las luchas del pueblo trabajador y donde todos los trabajadores en cada barrio puedan decidir sin importar su nacionalidad.

Sabemos que hay muchos dirigentes honestos y luchadores que están en las candidaturas del Frente Amplio y que no comparten ni tienen como objetivo el programa y el rumbo que ha adoptado el partido. Lamentamos que ese partido no tenga nada que ver con sus intereses como trabajadores y que formen parte de una organización que no está al servicio de garantizar las necesidades de la clase trabajadora ni se opone a los dictados del gran empresariado.

A todos ellos los llamamos a combatir el modelo de concesiones privadas, a buscar una salida a la actual crisis que defienda a los trabajadores y  a construir una verdadera alternativa socialista para Costa Rica.

Desde el Partido de los Trabajadores ponemos nuestra participación electoral y nuestra inserción en las luchas cotidianas al servicio de ese objetivo de construir una verdadera alternativa socialista y de la clase trabajadora en Costa Rica, una opción que luche contra los intereses de un pequeño grupo de explotadores que se benefician del trabajo y el sacrificio de muchos.