La APSE y la Coordinadora Nacional de Lucha pueden unificar las luchas para defender el Salario

apse presenteEl pasado 2 de junio se realizó un Encuentro de la Coordinadora Nacional de Lucha en las instalaciones de ADEP.

Ahí se abordo el debate sobre la defensa de la CCSS, Los muelles de Limón y la necesidad de derrotar la Ley de Eficiencia de las Finanzas Públicas. En este día se resolvió convocar a un paro de un día para el día 26, al cual desde el PT nos sumamos.

Todos al paro del 26 de junio

Nos parece acertado el llamado de paro de un día por parte de la Coordinadora Nacional de Lucha, al cual SINTRAJAP y la APSE han anunciado que se van a sumar. Sin embargo, nos parece que este paro debe tomar como uno de sus ejes la negociación salarial del segundo periodo y hacer un llamado a la clase trabajadora de todo el sector estatal y del sector privado a movilizarse para esa fecha o dar su apoyo al paro mediante comunicados, mítines o reuniones. Nos parece una importante oportunidad para que se llame a la unidad a los trabajadores de la CCSS, por la defensa de la cesantía como un derecho adquirido para los trabajadores de la salud. Recordemos que hay una profunda crisis en los servicios de los hospitales públicos y que las movilizaciones han sido protagonizadas también por los usuarios como es el caso del Hospital San Francisco de Asís en Grecia.

El movimiento estudiantil y todo el sector universitario están preparándose para defender el presupuesto luego de la nefasta negociación del V Convenio FEES, ya que el gobierno anunció recortes en la educación pública luego de su fracaso con el plan fiscal.

Es muy importante que la APSE tenga una política para unificar al movimiento sindical y al conjunto de la clase trabajadora mediante el llamado permanente a la unidad y organización para la lucha. La APSE cuenta con el prestigio político y los cuadros sindicales para hacer eso, pero debe darse una política para organizar a sus bases a nivel nacional para enfrentar la guerra social que el gobierno ha declarado.

La APSE debe entender que no se encuentra en la coyuntura del 2008 donde pudo derrotar sola al gobierno y atraer a las bases de los demás sindicatos del magisterio pese a la traición de sus direcciones. En el 2008 el país vivía un superávit fiscal, y el país crecía a ritmos de 7 y 8%. Por eso la heroica huelga dirigida por la dirección de Honestidad pudo arrebatarle al gobierno una importante conquista salarial de la que hoy gozan los profesores estatales. Pero en el marco de la actual coyuntura donde el país tiene un déficit fiscal y hay una crisis económica mundial, se requiere hacer todos los esfuerzos por unificar al movimiento sindical, pero esa unidad debe ser para la lucha y no para la negociación.

Por eso nos parece que hay una gran oportunidad el 26 de junio para unificar a un importante sector del movimiento de masas y atraer a los demás sectores en lucha, pero se debe tener un política de unidad tanto a nivel nacional con los sindicatos como en la conformación de comités de base en todos los pueblos de nuestro país donde existen los resultados de la guerra social del gobierno.