¡Contra el chovinismo de los gobiernos corruptos y neoliberales de Ortega y Chinchilla!

La semana pasada el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, declaró que iba a “recuperar la provincia de Guanacaste para Nicaragua”. El gobierno de Costa Rica, apoyado por la mayoría de fuerzas políticas del país y los medios de comunicación, respondió con una serie de declaraciones y denuncias bajo el paraguas de “defender la soberanía nacional” que nos parecen peligrosas y lamentables.


Estas declaraciones, de ambos lados del río, tienen la intención de aprovecharse de los prejuicios xenófobos y chovinistas que las burguesías han impulsado a lo largo de la historia, para resolver la crisis política a lo interno de cada país.

¡Estas declaraciones son una cortina de humo!

Desde el Partido de los Trabajadores rechazamos las declaraciones de ambos gobiernos, y de las fuerzas políticas que los están apoyando. Este supuesto conflicto no es más que una cortina de humo que ambos gobiernos están tirando para desviar la atención de los verdaderos conflictos y ataques que sufre el pueblo en ambos países, causados por las políticas entreguistas, corruptas y antipopulares de estos gobiernos.

Esta maniobra no es nueva. Desde el 2010 ambos gobiernos han utilizado situaciones similares para desviar la atención de las crisis políticas que han enfrentado. Anteriormente hicieron lo mismo con el conflicto por el dragado del Río San Juan y por el derecho sobre la Isla Calero.

Ante esto, desde el PT, denunciábamos en el 2010 que “gobiernos simétricos, mellizos que han levantado ‘una polvareda’ para esconder la crisis política, la decadencia de sus propias administraciones y sus propios regímenes.”. Hoy es más cierto que nunca.

Ambos gobiernos enfrentan una serie de crisis, producto de la corrupción de sus funcionarios, del entreguismo descarado de ambos lados, y de las políticas neoliberales con las que hoy han atacado las conquistas del pueblo trabajador. Este conflicto es simplemente una forma de confundirnos, de hacer creer al pueblo costarricense que “la amenaza a su soberanía viene de Nicaragua”. Al otro lado del San Juan se repiten casi los mismos argumentos. Esto no tiene un pelo de casualidad.

Esta cortina de humo está hecha para ocultar los enormes casos de corrupción de ambos gobiernos. En el caso de Chinchilla se pretende borrar con el conflicto el lastre de la corrupción de la Refinería China, la Concesión a OAS, la Trocha Fronteriza, las consultorías millonarias, el aumento de la desigualdad y el desempleo, la crisis de la CCSS y demás. El gobierno de Ortega pretende resolver las crisis de la enorme corrupción, el entreguismo al capital chino, las políticas neoliberales que aumentan la desigualdad y el empleo. ¡Ambos se parecen más de lo que quieren hacernos creer!

¡Las fuerzas burguesas le hacen coro al gobierno de Chinchilla!

Decía el editorial de La Nación el pasado viernes que existía un “gran bloque nacional en defensa de la soberanía” en nuestro país. De hecho, todos los precandidatos y candidatos burgueses, sin excepción, se han sumado al coro chovinista de la presidenta Chinchilla y sus secuaces. Sin excepción la oposición burguesa ha manifestado que “se pone a las órdenes de la presidenta para defender la soberanía nacional”.

No solo las opciones como el PUSC y el Libertario se han sumado a este coro. También el PAC y el Frente Amplio, que se denominan de “oposición progresista”, se han puesto a las órdenes de la presidenta. Villalta, candidato del Frente Amplio, incluso llegó a decir en una entrevista con LN que “en las condiciones actuales ambas naciones no pueden tener relaciones normales pese a los lazos históricos y culturales que las unen.”. También dijo que “actuó bien la presidenta Chinchilla al llamar a consulta al Embajador en Nicaragua y al hacer de conocimiento mundial este conflicto, donde queda claro que la soberanía nacional sobre Guanacaste no está en discusión”. Esta actitud es la misma tomada durante el 2010 ante el “Conflicto de Isla Calero”, y refleja que son capaces de claudicar a los prejuicios más bajos para estar mejor colocados en el espectro político.

Ninguno de estos candidatos ha denunciado que la verdadera amenaza a la soberanía de Guanacaste viene de los empresarios de nuestros paises y de sus gobiernos, que tienen años de atentar contra la soberanía de Guanacaste con sus políticas entreguistas. Hoy ninguno habla sobre la entrega descarada del agua en la región, como en el caso de Sardinal, prácticamente regalada a los grandes hoteleros. ¿Se olvidaron de la entrega de los arrecifes, de la entrega de los grandes latifundios, de la entrega de toda nuestra riqueza pesquera, de las zonas adonde solo los turistas pueden entrar? Estos son los verdaderos ataques a nuestra soberanía.

Ninguno ha denunciado tampoco que el entreguismo de los gobiernos de los empresarios ha llevado a que Guanacaste sea una de las zonas con más desigualdad. El entreguismo, sus tratados que privilegian a las grandes transnacionales, hoy son culpables del altísimo desempleo, del empleo precario que mata y destroza a las familias trabajadoras, del envenamiento de la población (como el caso del agua con Arsénico), del deterioro de la salud y de las condiciones de vida, y de la falta de acceso al agua de miles de personas.

Es patético que estos partidos, que apoyan este modelo entreguista, que apoyan que Guanacaste sea regalado al capital extranjero, hoy nos vengan a hablar en coro de defender la soberanía. Este no es un “bloque en defensa de la soberanía” como nos quiere hacer creer LN, sino el más burdo oportunismo político de quienes hoy le hacen un favor al gobierno de Chinchilla, de quienes hoy contribuyen a invisibilizar los verdaderos atentados contra nuestra soberanía.

¡No al nacionalismo reaccionario, la clase obrera de todos los países es una sola!

Desde el Partido de los Trabajadores hacemos un llamado a rechazar esta cortina de humo lanzada por ambos gobiernos, apoyado por el resto de fuerzas políticas de la burguesía. Además hacemos un llamado a rechazar las declaraciones xenofóbicas, de odio contra los hermanos trabajadores de ambos países. El verdadero enemigo de los trabajadores ticos y nicas son sus gobiernos y los burgueses que los sostienen. La verdadera amenaza a la soberanía de nuestro país ¡Viene de adentro de ambos países!

El pueblo costarricense y nicaragüense tenemos históricos lazos de amistad. El intercambio cultural, la solidaridad entre ambos pueblos, ha permitido grandes cosas en la historia. Trabajadores de ambos países tenemos intereses en común, pues enfrentamos a 2 gobiernos que nos atacan de la misma forma, que entregan nuestras conquistas y nuestros recursos. Ambos necesitamos la salida del TLC, renacionalizar los grandes latifundios, defender nuestras conquistas sociales. Ambos necesitamos un gobierno de la clase trabajadora y no de los grandes que tratan a nuestros paises y a nuestra gente como si fueramos su finquita o su propiedad.

Los burgueses de ambos países nos quieren separar, pintar como enemigos, resaltar nuestras diferencias. Lo cierto es que tenemos que rechazar este intento, y reforzar los lazos de amistad entre la clase trabajadora de ambos países.


Debemos seguir luchando contra estos gobiernos a lo interno de nuestros países, debemos seguir luchando contra los ataques a nuestras conquistas, debemos seguir organizándonos por fuera de los partidos de los empresarios, debemos seguir luchando por que la tierra sea de quienes la trabajamos. ¡Esta es la verdadera forma de defender la soberanía!

¡Rechazamos las bravuconadas, amenazas, y expresiones de xenofobia de ambos gobiernos y los partidos en el poder!
¡Rechazamos el “bloque de unidad” con el gobierno y la burguesía de nuestro país, que son quienes verdaderamente amenazan la soberanía!
¡Por la desmilitarización de la frontera de parte de ambos lados!
¡No a la xenofobia y el odio contra nuestros hermanos de clase nicaragüenses!
¡No al gasto de millones de córdobas y colones sacados de nuestros bolsillos para ridículos e innecesarios juicios!
¡Para defender la soberanía se necesita un gobierno de la clase trabajadora en ambos países!
¡Rechazamos la marcha del 22 de agosto en Liberia y el resto de acciones xenofobicas que pretenden borrar los verdaderos problemas de los trabajadores!


Secretariado

Partido de los Trabajadores

20 agosto 2013