Este 25 de Noviembre exigimos ¡Ni una menos por violencia machista!

“El grado de emancipación de las mujeres es la medida natural de la emancipación general” K. Marx

Una de las formas en que se manifiesta la opresión hacia las mujeres es en la violencia. La ideología machista se ha encargado de sostenerla al ubicar a la mujer en una posición de sometimiento, de inferioridad y de propiedad privada. Por eso en Costa Rica y en el mundo entero, la violencia contra las mujeres, en sus distintas formas (físicas, psicológicas, económicas y sociales), sigue en aumento.

La opresión de la mujer es utilizada por el sistema capitalista para sobreexplotar y dividir a la clase trabajadora. Por eso, para acabar con la violencia machista es necesario combatir este sistema y unir a hombres y mujeres en la lucha por una sociedad más justa, solidaria y libre de toda opresión.

Violencia machista en las casas, en las calles  y en los servicios de salud.

En el país, solo en el 2014, el 911 recibió 93 832 llamadas por violencia intrafamiliar, es decir 10 llamadas cada hora. Además, en lo que va del año según el Poder Judicial, ya son cerca de 30 femicidios. En la manifestación del machismo en su forma más extrema, las mujeres están muriendo y siendo agredidas a manos de sus compañeros por causas tan absurdas como salir a bailar, o conversar con un hombre.

Pero no sólo se trata de femicidios y violencia en los hogares, hay más expresiones de violencia que son naturalizadas como el acoso callejero, tema muy posicionado en la opinión pública este año, pero no por eso nuevo. Las mujeres no tienen completa libertad cuando salir a la calle significa ser acosada con toqueteos o expresiones verbales indeseadas, se nos limita nuestra forma de vestir,  la hora en que anda en la calle y hasta nos han obligado a depender de la compañía de un hombre para no ser acosadas.

La otra gran realidad que sigue en aumento es la violencia obstétrica que sufren las mujeres diariamente (en sus embarazos, partos y pospartos). Mujeres a punto de parir esperan horas para ser atendidas, o son denigradas y maltratadas durante el momento del parto. Tal grado de violencia incluso ha culminado en problemas crónicos de salud  o la muerte de los menores. En octubre del año pasado una mujer llegó a parir en el baño de un hospital sin ayuda médica.

El caso de nuestra compañera Laura Morúa a quien se le niega el acompañamiento de su pareja durante la atención médica, es un ejemplo más de como a la  mayoría de mujeres se les violenta el proceso de parto.

El Estado es culpable

El Estado es cómplice y responsable de que todas estas expresiones de violencia se mantengan, ya que no garantiza presupuesto ni políticas concretas que ayuden a la mujer a salir de su condición de opresión.

Si bien es cierto, campañas como el Tercer Marcador de Teletica  y el INAMU sirven para visibilizar la agresión contra las mujeres y ayudan a crear conciencia, son insuficientes y no bastan para erradicar la violencia.

Desfinanciar los programas sociales y los servicios públicos como viene haciendo el gobierno del PAC con ayuda del FA aumenta la vulnerabilidad de las mujeres ante la violencia machista en todas sus formas. Por otro lado, iniciativas como el proyecto de ley presentado por el FA contra el acoso callejero deben ser profundamente discutidas ya que consideramos son incompletas para hacer frente al problema del acoso y la violencia machista.

Para eso es necesario mejorar las condiciones de vida de la mujer, como única forma de poder salir de los ciclos de violencia. Necesitamos empleo, vivienda digna; albergues para mujeres agredidas y mecanismos de protección efectivos. Necesitamos seguridad en las calles, castigo para los agresores, fortalecimiento de las instituciones públicas y el combate del machismo desde todas las estructuras.

Solo la organización y la lucha de hombres y mujeres puede acabar con la violencia machista

Este 25 de Noviembre llamamos a la lucha en la calle del conjunto de la clase trabajadora, llamamos a manifestarnos contra todo tipo de violencia y a exigir al gobierno y sus instituciones que garantice todas las medidas necesarias para que la violencia contra las mujeres cese.

Desde el Partido de los Trabajadores y su colateral Lucha mujer nos sumamos a la convocatoria de marcha hecha por la Red Feminista contra la Violencia hacia las Mujeres CR para este 25 de noviembre a las 10 am frente a Casa Presidencial, así mismo llamamos a manifestarnos a las 5 pm en el Parque de Central en razón de concientizar sobre el problema de la violencia hacia las mujeres.

¡Ni una menos por violencia machista!

¡No más acoso callejero!

¡No más violencia obstétrica!

¡Exigimos al gobierno medidas concretas para combatir la violencia contra las mujeres!