¡En Agosto las madres trabajadores exigimos Derechos!

Agosto ha sido el mes para la celebración del día de las madres, enfocado tradicionalmente a la publicidad, incitando a la clase obrera al consumo: zapatos, electrodomésticos, artículos de belleza se ubican como la respuesta a las necesidades de las madres.La realidad dista mucho de que las mujeres puedan celebrar su maternidad con descuentos y promociones.

Desde la Secretaría de Mujeres del Partido de los Trabajadores y su colateral Lucha Mujer, queremos denunciar la precaria situación que viven las madres de la clase trabajadora, y convertir esta “celebración“ en un mes de lucha por exigencias concretas hacia el respeto y la ampliación de los derechos de las madres trabajadoras.

Hoy en día, en el sector privado los despidos por embarazo o período de lactancia son frecuentes, no se respeta la licencia para una hora de lactancia de las madres, la mayoría de centros de trabajo no cuentan con salas de lactancia, las jornadas de trabajo superiores a 8 horas siguen aplicándose ilegalmente y la desigualdad salarial entre hombres y mujeres sigue siendo la norma. A esto se le suma la falta de centros de cuido públicos y gratuitos para niñas y niños menores. La vida de las mujeres trabajadoras cuando son madres se precariza aún más, porque tiene más gastos y más responsabilidades, con menos salario y menos derechos.

Señalamos al gobierno como responsable de esta situación de violaciones que se dan contra las madres trabajadoras. El Ministerio de Trabajo se hace de la vista gorda ante el acoso recurrente en las empresas contra las mujeres embarazadas o madres en períodos de lactancia. El gobierno sigue incumpliendo las metas de la Red de Cuido, por lo que las madres trabajadoras no tienen resuelta esta necesidad, y por eso terminan muchas de ellas saliendo del mercado laboral ya que los bajos salarios no le permiten pagar los altos costos de estos servicios privados.

No vemos en el gobierno ninguna voluntad política por mejorar estas condiciones. Todo lo contrario, las condiciones de precariedad laboral del sector privado son la meta a llegar. Mientras tanto, la política de congelamiento salarial y ataque a las convenciones colectivas y a los derechos en el Empleo Público ponen en riesgo los pocos derechos que se han adquirido en algunas instituciones públicas para garantizar derechos a las madres trabajadoras, como son las guarderías.

No es posible para una madre trabajadora garantizar educación, salud, alimentación, vestido, vivienda y cuido dignos y suficientes a sus hijas e hijos con una política de bajos salarios promovida y protegida por el mismo Gobierno, en donde las diferencias salariales entre hombres y mujeres es la norma entre las empresas, y en donde no existen aumentos salariales que tan siquiera puedan contrarrestar los aumentos semestrales en el costo de la vida: trasporte, salud, alquileres, servicios básicos, canasta básica, etc.

Otro hecho relevante que demuestra la hipocresía del Gobierno hacia las mujeres madres es la política machista que promueven instituciones como el INDER al negarle el derecho a la tierra a mujeres madres solteras o jefas de hogar con el criterio de que no tienen experiencia porque han sido toda su vida responsables sólo del trabajo doméstico.

Ante esta realidad, desde Lucha Mujer- colateral del Partido de los Trabajadores llamamos a denunciar el constante y permanente ataque de los Gobiernos y los empresarios a las condiciones de trabajo y de vida de la mujeres madres trabajadoras. Y exigimos al Gobierno una verdadera política de protección hacia las madres trabajadoras. Exigimos mejores salarios, respeto al trabajo, derecho a la tierra, licencias de maternidad de 6 meses, Salas de lactancia, Guarderías públicas y gratuitas.

Llamamos a las mujeres trabajadoras a sumarse a esta campaña y en este mes de agosto exijamos derechos.

¡Ni una embarazada o madre lactante despedida más!
¡Por una licencia de maternidad de seis meses!
¡Por licencia de paternidad y permisos para que los padres cuiden a sus hijos e hijas!
¡A igual trabajo igual salario! ¡Por salarios que alcancen para las jefas de hogar!
¡Por salas adecuadas para lactancia en todos los centros de trabajo!
¡Por guarderías en las empresas privadas e instituciones estatales!
¡Días de permiso pagado para atender situaciones de salud y educación de los hijos e hijas!
¡Por servicios de cuido gratuitos y de calidad para menores de 6 años!