Diez años de luchas junto a la clase obrera

citymall2015El sector privado vive una dura realidad: se encuentra desorganizado porque hay una dictadura patronal que no permite que existan sindicatos. Por eso hay largas jornadas de trabajo con salarios de hambre, miseria y explotación.

Hay en el país dos partidos de izquierda surgidos casi al mismo tiempo, pero con dos propuestas muy distintas para cambiar la difícil situación que vive el pueblo pobre.

Por un lado está el Frente Amplio, que sostiene como estrategia central impulsar proyectos de ley pactados con gobierno, que en el fondo nunca se van a poner en práctica porque dependen del visto bueno de los diputados, casi todos defensores de los empresarios.

Por otro, nos encontramos nosotros, el Partido de los Trabajadores, que en 10 años de existencia buscamos acompañar las experiencias de lucha y organización de la clase obrera en la defensa de sus derechos.

Más allá de impulsar leyes, creemos que la manera más efectiva para mejorar la calidad de vida del pueblo trabajador es la movilización, confiando centralmente en nuestras propias fuerzas.

El FA, por su parte, defiende proyectos como la Reforma Procesal Laboral (RPL) que plantea mecanismos para que los juicios laborales se resuelvan más rápido. Si bien es cierto en la actualidad estos procesos duran mucho tiempo, la RPL no cambia las cosas porque la justicia laboral depende de tribunales al servicio de los intereses de los ricos.

 La RPL puede tener aspectos positivos, pero no se van a cumplir porque contarán con la oposición de los diputados que harán todo lo posible para tumbarlo.

La manera más efectiva de combatir los abusos de los empresarios es la negociación colectiva y la huelga, dos aspectos que la RPL busca limitar. Con sindicatos fuertes en el sector privado se puede obligar al patrón y al Estado a cumplir con la legislación laboral. Así se gestaron las leyes históricas de los trabajadores, como el Código de Trabajo.

Otro de los proyectos del FA  es el  Salario Mínimo Vital, que propone una mejora gradual del salario. Al mismo tiempo piden reformar el funcionamiento Ministerio de Trabajo para otorgarle más potestades en la inspección laboral a empresas.

Sin lucha sindical, sin la posibilidad de organizar sindicatos en el sector privado para que se garanticen derechos laborales, estos proyectos de ley no van a ponerse en práctica.

10 años de luchas junto con la clase obrera

Contrario a la estrategia parlamentaria del Frente Amplio, en estos 10 años podemos decir con orgullo que, como PT, hemos apoyado las principales experiencias de lucha de la clase obrera privada.

Estamos junto a los compañeros obreros y campesinos de Medio Queso de Los Chiles, que enfrentaron la represión del gobierno que quería desalojarlos, y  continúan luchado por la titulación de tierras, vivienda y empleo digno.

Muchos de estos compañeros son militantes de nuestra organización, y hemos denunciado a empresas que perjudican a los trabajadores, como Ticofrut que aplicó agroquímicos de forma aérea, afectando la salud de las familias.

Después la denuncia, el Ministerio de Salud clausuró tres fincas de la empresa al descubrir irregularidades en las medidas de seguridad básicas y la forma de aplicar los agroquímicos.

Dijimos que el aserradero “Cielo y tierra” en Los Chiles evadía el pago del seguro social de sus trabajadores, debía salarios y no garantizaba salud ocupacional.

Apoyamos una campaña de denuncia en favor del compañero Nelson Cruz, que perdió la pierna en la piñera Exportaciones Norteñas y exigimos que esta lo indemnizara.

Otra lucha del sector privado la protagonizaron obreros del centro comercial City Mall en Alajuela. Trabajadores de las empresas constructoras INCO e INCC se declararon en paro en diciembre de 2014 para que se garantizara pago de la cesantía, aguinaldo y horas extra adeudadas.

Este mismo año, durante el mes de setiembre, trabajadores de la constructora PROPOMEROMAI, del mismo centro comercial, se fueron a huelga exigiendo los mismos derechos laborales que planteaban los compañeros de las anteriores dos empresas.

En medio de ese clima de desorganización que vive el sector privado, la existencia de un partido como el nuestro que combata junto con los trabajadores y  ayude a organizar sus luchas, es un aspecto cualitativo.

Luego de 10 años de construcción del PT, ponemos todas nuestras fuerzas para construir una alternativa política clasista y socialista, al servicio de la organización y movilización de los trabajadores y el pueblo para defender sus intereses.