Por la defensa del presupuesto y la autonomía universitaria

Por Juventud PT

Como hemos venido denunciando tiempo atrás, el gobierno de Carlos Alvarado en complicidad con el Consejo Nacional de Rectores (CONARE) han venido ejecutando una serie de ataques graves a la educación superior pública.

El pasado mes de julio, el FEES fue negociado muy por la baja y con condiciones sumamente peligrosas para el funcionamiento habitual de las cinco universidades públicas, así también, el pasado mes de septiembre, Carlos Alvarado vetó un proyecto de ley que no permitía recortes a sedes y recintos de zonas rurales como Pacífico, Guanacaste, Limón o Cartago debido a la aplicación de la regla fiscal. Y como si fuera poco, esta misma semana el Ministerio de Hacienda anunció la transferencia de rubro de gasto de alrededor de 70.000 millones de colones que se pueden destinar sólo en infraestructura y equipamiento, prácticamente dejando sin presupuesto rubros como becas, salarios a docentes y funcionarios, proyectos de investigación y acción social, forzando a un cierre técnico de cursos, carreras o sedes y recintos, además de programas sociales que tiene la UCR en comunidades a partir del próximo año 2020.

Los ataques que está sufriendo la comunidad universitaria se enmarcan en un plan orquestado por el gran capital. Hoy vemos como el FMI o el Banco Mundial les exigen a los gobiernos aplicar fuertes medidas de recorte al gasto público, mientras se sigue destinando un monto enorme para el pago de la deuda (para el 2020 se destinará un 38,2% del presupuesto nacional). Es así como Alvarado y su Ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, ejecutan este duro golpe no sólo al presupuesto universitario, sino a la misma autonomía universitaria, dictando hacia donde deben destinarse fondos propios del FEES.

Ante esto, el CONARE, pero sobre todo el mismo rector de la UCR, Henning Jensen, ha sido sumamente complaciente con los ataques del gobierno del PAC. Así lo vimos el año anterior durante la lucha contra el plan fiscal, poniéndose de lado del mismo gobierno, sin defender como es debido la autonomía presupuestaria de la universidad o la intromisión que hubo de parte de la fuerza pública al campus Rodrigo Facio, golpeando estudiantes en horas de la noche. Denunciamos que Jensen y su equipo, son culpables también de la situación en que se encuentran las universidades públicas.

Así mismo, denunciamos como responsables de la crisis dentro de la universidad, a sectores del movimiento estudiantil dirigidos por el PAC (Progre) y el Frente Amplio (Alternativa). Ya son más de 7 años que la dirección del movimiento estudiantil ha estado a su cargo, y lo que han hecho es sepultar todo intento de organización y lucha por la defensa de la educación superior pública. Lastimosamente existe un letargo importante en los estudiantes, centralmente de la sede Rodrigo Facio. Pero vemos como sectores de sedes y recintos, empiezan a levantarse ante estos ataques y desarrollan acciones de movilización, como los estudiantes de la Sede del Pacífico, a quienes les extendemos nuestra mayor solidaridad y les hacemos el llamado a unificar las luchas con trabajadores, comunidades y sindicatos. Sólo de esta manera es que podemos obtener réditos en la lucha, ejemplo de ello fueron los estudiantes de secundaria que forzaron la salida del ministro de educación, mediante la movilización popular y la radicalización de los métodos.

Es así como desde la juventud del Partido de los Trabajadores, denunciamos enérgicamente toda la ola de ataques que reciben las universidades. Exigimos a los directorios del movimiento estudiantil de las universidades públicas (FEUCR, FEITEC, FEUNA, FEUNED) que convoquen a una asamblea abierta, democrática y unitaria de todas las universidades públicas, que sirva para preparar la lucha contra los ataques a la educación superior.

Hacemos un llamado a la más amplia unidad de todos los sectores que luchan, estudiantes, funcionarios, sindicatos, por la defensa de la autonomía universitaria y del presupuesto del mismo. NO podemos permitir que se ponga en jaque el funcionamiento de las universidades el próximo año 2020. La defensa por la universidad pública se debe efectuar mediante un plan de lucha en todos los espacios universitarios, sedes y recintos y de manera sostenida. Aunque la rectoría y la FEUCR llamen a un día de manifestación, creemos que no es suficiente, y que debemos sostener las asambleas amplias y democráticas en facultades, así como la lucha en la calle, que es donde realmente podemos defender nuestros derechos.

¡Todo el apoyo a los estudiantes en lucha!

¡No más recortes a la educación pública!

¡No al pago de la deuda, que la crisis la paguen los ricos!

¡Unidad de las luchas para enfrentar los ataques del gobierno!