Defendamos las convenciones colectivas: trabajadores de la MSJ marcan el camino

 MSJEn el año 2011 una misión de OIT evidenció una desproporción entre los arreglos directos en el sector privado (159 en total) en comparación con el limitado número de convenciones colectivas en ese mismo sector (15 en total); podríamos agregar que el diagnóstico sobre empleo público elaborado por el gobierno indica que solo existen 71 convenciones colectivas en ese sector.

Los números reflejan una clara política orientada a desmantelar la libertad sindical que se compone de tres pilares básicos: creación de sindicatos, negociación colectiva y derecho de huelga.

El ataque actual a las convenciones colectivas

La Contraloría General de la República (CGR) interpuso una acción de inconstitucionalidad contra artículos de convenciones colectivas de varias instituciones (municipalidades de San José, Turrialba, Santa Ana; Banco Popular, CNP), que otorgan el derecho al pago sin tope de años por concepto de auxilio de cesantía. Dicha medida forma parte de la agenda antiobrera del gobierno reflejada en la propuesta de ley denominada “Reordenamiento de incentivos salariales del sector público”, con la cual se eliminarían importantes derechos (anualidades, peligrosidad, pago semanal, pago de cesantía mayor a los 8 años, entre otros) y se enterrarían las convenciones colectivas.

El ataque contra las convenciones colectivas del sector municipal se debe a la importancia relativa de este sector, por cuanto 51 de los 81 municipios tienen firmadas convenciones.

La Municipalidad de San José (MSJ) es la mayor del país (cerca de 2700 trabajadores) y cuenta con una convención colectiva que reconoce todos los años de cesantía y el pago de la misma ya sea por despido o renuncia del trabajador. Desde meses atrás el alcalde josefino pretende meter mano en los derechos de cesantía, ahora la acción de la CGR le cae como anillo al dedo.

Movilización para defender las convenciones: todos a la huelga del 12-F

Los días 20 y 29 de enero los trabajadores de la MSJ paralizaron labores en defensa de su convención colectiva, reafirmando que la movilización es la única salida. Las bases de esta muni han indicado que no aceptan ninguna propuesta que implique un reconocimiento menor a los 30 años de cesantía o la división entre los trabajadores de nuevo ingreso y los de mayor antigüedad como ha venido proponiendo el alcalde.

Los trabajadores de la MSJ señalaron el camino, ahora debemos articular una plan de lucha nacional y unitario. Desde el PT apoyamos la movilización del 12de febrero, la cual debe ser un primer paso para la articulación de un gran movimiento de huelga por la defensa de las convenciones colectivas y los derechos laborales del sector público.