Comunicado del PT CR: Sobre las falsas acusaciones del PRT (CR)

El PRT de Costa Rica desató una campaña internacional contra el PT y la LIT por medio de un comunicado en 3 idiomas titulado “El PRT de Costa Rica expulsado de la LIT-CI” publicado en un encarte de su periódico, en su página de Facebook y enviado ampliamente a las organizaciones de izquierda y sus contactos. En este comunicado figura una serie de acusaciones falsas a la LIT y a nuestro partido, sección de la LIT en Costa Rica. No es nuestro método entrar en una guerra de comunicados y no lo vamos a hacer, sin embargo nos vemos en la obligación de contestar a esta nota para aclarar el tema junto a los militantes y simpatizantes de la LIT y al público en general.


Estamos de acuerdo en un único punto con la dirección del PRT cuándo esta dice a modo de conclusión que “por nuestra parte, se agotó la experiencia con la LIT-CI”. Esta es exactamente la conclusión a que llegamos después de cinco años de una malograda experiencia con esta organización. Sin embargo, las razones que nos llevaron a esta conclusión son muy diferentes.

El PRT ingresó a la LIT en el año 2008 como organización simpatizante, tras un proceso de unificación de la LIT y el CITO. Pero, después de cinco años de una convivencia imposible, desde el PT llegamos a la conclusión forzosa que el PRT no se comportaba como una organización simpatizante sino como una organización enemiga del PT, que es el representante de la LIT en Costa Rica. La Declaración del PRT es solo una culminación de este proceso, pero que lo confirma plenamente (por la positiva y por la negativa, es decir por sus falsas afirmaciones), si no veamos:

En primer lugar, es falso que el PRT fuera expulsado de la LIT. La dirección del PT de Costa Rica dejó de reconocer el PRT como sección simpatizante. Los estatutos de nuestra Internacional dicen que la sección nacional tiene este derecho, lo que suspende esta condición. Sin embargo, lo que no dice el PRT, es que caben recursos al CEI y al Congreso de la LIT, que es quien tiene la potestad de decidir. Obviamente son recursos internos a nuestra organización internacional. Fue el PRT que, pese a estar consciente de ello y a solo algunas semanas de la reunión del CEI y a menos de un año del próximo Congreso de la LIT, renunció a este derecho de apelación y prefirió atacar públicamente al Secretariado Internacional de la LIT y a toda la Internacional.

En segundo lugar, es más falso todavía que el PRT haya sido expulsado por sus posiciones políticas sobre el “feminismo socialista” y el llamado ecosocialismo. El PRT presentó la posición sobre el “feminismo socialista” libremente en dos Congresos de la LIT (el IX en 2008 y el X en 2011) y también en documentos internos y nunca se coartó su derecho a debatir. Al contrario, sus documentos se repartieron a todos los partidos de la Internacional, incluso fuera del período precongresual. Pese a que solo el PRT defendía esta posición y no había un único delegado de las secciones de la LIT en el X Congreso que la sostuviera, se le dio derecho a tener un informe propio en el punto dedicado al tema.

Por otra parte, esta acusación llega a ser absurda porqué como ellos mismos reconocen hay dentro de la LIT un debate libre con diferentes posiciones no solo sobre el tema de la opresión de la mujer y la organización de las mujeres, sino también sobre Cuba, sobre la caracterización de situación mundial revolucionaria, sobre la revolución siria y libia y muchos otros temas, tan o más decisivos que los mencionados. Todos esos temas se debatieron libremente y nunca se tomó ninguna medida disciplinaria contra nadie.

En tercer lugar, es aún más falso que la decisión de la dirección del PT se deba a las diferencias políticas que el PRT sostiene con nuestra organización. Desde el PT no tenemos ni nunca tuvimos problema algún en discutir abierta y francamente en el interior de la LIT nuestras posiciones políticas ni las críticas a nosotros, por más duras que estas sean.

Por otra parte, desde el PT nunca exigimos que el PRT dejara de plantear públicamente posiciones políticas diferentes de las nuestras, pese a que éramos parte de una misma Internacional. El problema es que el PRT, que se reivindicaba una organización simpatizante de la LIT-CI, atacó públicamente en forma permanente durante cinco años al PT como si este fuera una organización burocrática, enemiga de los revolucionarios.

Por lo tanto, no se trata ni siquiera de un problema del principio de organización de la LIT (el centralismo democrático), sino de un criterio de sentido común: ¿cómo es posible que una organización simpatizante, es decir que supuestamente simpatiza con la LIT y que reivindica ser parte de una misma organización internacional, se dedique a elegir la sección oficial como blanco de ataques tales como “burocracia”, “oportunistas” y muchos otros del mismo calibre?

Caracterizaciones y ataques de este tipo solo pueden tener un significado: el PRT caracteriza al PT como una organización enemiga a la que hay que destruir. Por otra parte, como el PT es la sección reconocida y no cuestionada de la LIT, esta postura política se transforma en un ataque a la misma organización internacional. Como se trata de dilucidar la verdad que subyace bajo un amontonado de falsas acusaciones, vamos detenernos a explicar algunos de los principales ataques que nos hizo el PRT.

El PRT ataca pública y sistemáticamente al PT

Para empezar, el PRT omite un elemento que debería ser central en la explicación de lo que pasó, y es que desde su ingreso a la LIT hasta hoy, nunca se pudo poner en marcha un proceso de fusión entre el PRT y el PT. El objetivo de fusión se planteó desde el principio, ya que la política de cualquier organización que reivindica la tradición de la tercera internacional debería ser lograr la unificación de los grupos nacionales que son parte de ella.

En este caso no fue diferente, el CEI de la LIT desde un inicio, en una Resolución tomada en marzo de 2009, se planteó como meta una fusión entre los dos grupos. Ese objetivo era obvio porqué permitiría construir una única organización de la LIT, mucho más fuerte que ambas por separado y que mezclara cuadros con diferentes experiencias en la lucha de clases y en la construcción de los partidos.

Sin embargo, el CEI aclaraba que para que este proceso de fusión pudiera avanzar era necesario que ambos grupos lograran establecer una relación fraternal entre sí. Una condición para generar esta relación fraternal, que además hace parte de nuestra concepción de Internacional, es que no deberían existir ataques públicos entre AMBAS organizaciones, ya que esto claramente entorpece no solo el proceso de fusión sino que desacredita el proceso de construcción de ambos partidos.

El método de resolver las diferencias de manera interna tiene como objetivo garantizar el debate político a la vez que se preserva la unidad de la organización y el proceso de construcción de una organi

zación obrera. El método de ataques públicos permanentes entre posiciones de una misma organización es un método destructivo utilizado frecuentemente por sectas dedicadas permanentemente a las rencillas estériles.

Sin embargo, el proceso de fusión nunca se pudo concretar porque el PRT tuvo una política muy diferente: Lo que no puede controlar, lo intenta destruir y este fue su método en relación al PT desde un inicio. Frente a la imposibilidad de una unificación inmediata, la dirección de la LIT propuso que para lograr crear la confianza entre ambos grupos se diera un proceso de coordinación en los frentes comunes y que las diferencias se tramitaran en el ámbito interno de la LIT.

El PT cumplió esta política, no existe en nuestros números de Socialismo Hoy, una sola línea de ataques públicos al PRT, o un solo volante o comunicado donde los hayamos atacado. Por el contrario, el PRT no solo nos pasó atacando públicamente lanzando acusaciones de todo tipo como burocratismo, oportunismo, traidores de luchas etc., pero además, nunca tramitó ninguna de estas acusaciones dentro de los organismos de la internacional. Es decir siempre se negó a hacer equipo con la dirección de la LIT para tramitar sus diferencias con el PT. Son muchos los ejemplos de estos ataques a lo largo de estos cinco años, que explican muy bien su método de funcionamiento, pero vamos a nombrar los más importantes:

1. En junio de 2009, la Juventud Revolucionaria del PRT rompe públicamente con la gestión de Convergencia en la FEUCR acusándola de oportunismo, capitulación a la autoridad universitaria y burocratismo.

2. En el segundo semestre de 2009, ataca a Héctor Monestel, dirigente del MAS y en aquella ocasión representante de los trabajadores en el Consejo Universitario, de ser parte de la autoridad (patronal) universitaria, rechazando su participación en la tendencia sindical que impulsaban para el Sindicato de Empleados Universitarios (SINDEU).

3. Ante las elecciones burguesas de febrero de 2010, donde el MAS llamó a un voto crítico por el Frente Amplio, el PRT acusó públicamente a la dirección del MAS de oportunismo y “poumismo” (referencia al POUM de España que apoyó al Frente Popular) y acusó públicamente al Secretariado Internacional de la LIT de claudicar a esta supuesta capitulación.

4. En noviembre del 2010 la corriente Alerta, impulsada por el PRT, llama a no votar en la segunda ronda de las elecciones cuando estas se disputaban entre la corriente impulsada por el MAS y una corriente burguesa llamada Progre (alianza entre el Partido de Acción Ciudadana y el Frente Amplio. Alerta justificaba esta posición diciendo que el MAS era una corriente “troskopequeñoburguesa” que actuaba por medio de maniobras “burocráticas y clientelares”. En una resolución interna, el CEI de la LIT caracterizó esta posición del PRT de no apoyar la sección de la LIT cuándo esta enfrentaba a una corriente burguesa como “un problema de principios”, es decir una traición.

5. En agosto de 2012, el PRT defiende las mismas posiciones y acusaciones al PT hechas por el Frente entre la derecha y las organizaciones oportunistas de izquierda para impedir la realización del Congreso Nacional de Estudiantes y la fundación de una Federación Nacional de Estudiantes Universitarios.

6. En octubre de 2012 un militante de la JR-PRT publica una nota donde acusa la corriente Convergencia “traición”, “boicot” y “saboteo” respecto a la lucha de becas. Frente a nuestras protestas contra esta calumnia, la dirección del PRT se negó a repudiar la nota públicamente y se limitó a decir que “la publicación de la nota no fue prudente”.

7. Ante las movilizaciones estudiantiles contra la represión el 8 y el 15 de noviembre la JR-PRT caracteriza al PT como parte de “los aparatos y corrientes estudiantiles denominadas de izquierda” como el Frente Amplio. Y después afirma que “…el PT y el Frente Amplio se retiran de la Avenida Segunda juntos, de la mano de las autoridades universitarias”

Todos estos ataques son muy comunes en la izquierda y principalmente entre las organizaciones del trotskismo tico, donde van y vienen artículos de ataques entre las organizaciones, pero eso es parte de un proceso de descomposición política donde las categorías políticas se usan en muchos casos de manera de irresponsable.

El PRT justifica su postura diciendo que no le pueden callar o silenciar sus críticas, que es una organización rebelde y que tiene el derecho de polemizar públicamente. Como explicamos al principio, el CEI de la LIT siempre asumió, al tratarse de una organización simpatizante, no se exige que esta tenga la misma política que la sección oficial y que esta podría implementarla en el marco de la política de la Internacional.

Pero, otra cosa muy diferente son ataques públicos entre organizaciones de una misma Internacional. Además, el método de la polémica pública permanente entre organizaciones o fracciones de nuestra internacional, al contrario de lo que quiere hacer creer el PRT, no es nuestra tradición, nuestro método ni nuestro principio organizativo.

Trotsky así lo explicaba a Farrel Dobbs, dirigente del SWP estadounidense, en una carta sobre la reivindicación de la Oposición antidefensista en este partido de difundir sus posiciones públicamente por medio de un periódico propio. El dirigente de la Revolución de Octubre decía que esta no era la tradición del bolchevismo sino una circunstancia muy específica de partidos con influencia de masas, como era el caso del partido Bolchevique después que este tomara el poder.

“Tal y como veo las cosas desde aquí, creo que quieren una escisión en nombre de la unidad. Schatman busca o, mejor dicho, inventa precedentes históricos. La oposición tenía, en el partido bolchevique, sus propios periódicos, etc. Sólo olvida que el partido, en aquel momento, tenía cientos de miles de militantes, que la discusión debía llegar a todos ellos y convencerlos. En esas condiciones, no era posible confinar la discusión a círculos internos Por otro lado, los peligros derivados de la coexistencia de periódicos del partido y la oposición se conjuraba porque la decisión dependía de cientos de miles de trabajadores, y no de dos pequeños grupos.

El partido americano tiene un número comparativo de miembros muy pequeño, y la discusión ha sido siempre, y sigue siendo, superabundante. Las líneas de demarcación parecen bastante firmes, por lo menos para el próximo futuro. En estas circunstancias, un periódico o revista de la oposición no sería un medio para convencer al partido, sino para desacreditarlo en el mundo exterior.

La homogeneidad y la cohesión de una organización revolucionaria propaga

ndística, como el SWP, deben ser mucho mayores que las de un partido de masas. Estoy de acuerdo en que, en estas condiciones, la IV Internacional no debe de servir de cobertura a una unidad ficticia, desde la que dos organizaciones diferentes se dirijan al exterior con teorías programas, “slogans” y principios organizativos diferentes.”

Nuestras conclusiones son claras. En primer lugar, todas estas acusaciones falsas del PRT no pasan de una cortina de humo lanzada por su dirección para encubrir una cosa sencilla: desde que entraron a la LIT en 2008 se dedicaron a hacer una verdadera campaña de ataques públicos contra la sección oficial de la LIT en Costa Rica como si esta fuera una organización burocrática enemiga.

En segundo lugar, lo que estuvo en debate durante estos cinco años, más allá de muchas diferencias políticas nacionales e internacionales que perfectamente podrían convivir dentro de la LIT-CI, en el fondo fue la discusión sobre la concepción de Internacional.

En estos cinco años, el PRT fue advertido varias veces por el Comité Ejecutivo Internacional de la LIT y por el SI para que dejara de atacar públicamente al MAS y después al PT, pero sencillamente ignoró estas resoluciones de los máximos organismos de la Internacional.

Al desconocer estas advertencias, lo que trataba de hacer el PRT era imponer por la fuerza su caracterización, su política y su método de ataques públicos permanentes al PT, pese a las advertencias de que esa situación era insostenible. Finalmente, el PT consideró que esta actitud del PRT había sobrepasado todos los límites y llegado a una situación intolerable y que tenía todo el derecho de no aceptar tener a su lado a un enemigo político declarado y objetó su condición de organización simpatizante.

Comité Ejecutivo del PT

San José de Costa Rica, 20 de abril del 2013