Carta abierta al Movimiento Feminista sobre el acoso y el caso de Gerardo Cruz

Desde Lucha Mujer, colateral del Partido de los Trabajadores, queremos dirigirnos a ustedes para compartir nuestras valoraciones sobre los hechos ocurrido alrededor de la denuncia en redes de Gerardo Cruz y presentar nuestra propuesta para las siguientes acciones.

Compartimos la valoración de que los medios de comunicación han tomado este hecho concreto como si no hubiera existido Acoso antes de la publicación del video que se volvió viral. Muchos de los discursos alrededor del tema están girando sobre la protección personal y el  estado de salud del joven, pero poco sobre la situación de las mujeres. Y los medios de comunicación hoy preguntan con sorpresa ¿qué está pasando? Ante la aparición de cada nueva denuncia de acoso sexual, como si esto fuera una novedad.

Desde el PT y Lucha Mujer nos parece que si bien el abordaje mediático que se está dado invisibiliza las miles de denuncias que ya venían siendo presentadas contra la violencia  desde organizaciones políticas,  agrupaciones feministas , o diversas personas en la defensa de las mujeres agredidas, la denuncia generada por Gerardo, ha permitido también que muchas personas más empiecen a denunciar en redes sociales, o ante el servicio 911 las situaciones de violencia callejera de las que son víctimas.

Sin embargo creemos que la solidaridad ante el hecho de Gerardo es un tema importante para abordar, ya que también nos permite ubicar dos elementos importantes en el debate: por un lado el hecho de que aquellos hombres que denuncian el acoso y la violencia también son atacados y tachados por este sistema patriarcal,  aquellos que se separen de los estereotipos se vuelvan víctimas de alguna manera del mismo machismo,   y por el otro, que la protección es necesaria también para todas aquellas personas defensoras de las mujeres ante caso de agresión (independientemente de su sexo). No son únicamente las mujeres las que al denunciar casos de violencia reciben persecución de los esposos agresores que amenazan, persiguen o agreden a quienes les  brindan acompañamiento.

También creemos que la solidaridad y el caso en concreto no debe ser el aspecto central a tratar, sino que debemos aprovechar el espacio mediático para hacer una fuerte denuncia del acoso callejero y de la violencia contra las mujeres.

Precisamente por eso creemos que es necesario salir a decir que esta es una lucha que hemos venido librando muchísimas mujeres y recordar el cómo lo hemos venido enfrentando y visualizar todos y cada uno de los casos que diariamente se presentan.

Para este domingo 18 está convocada una marcha contra el acoso callejero, que aun cuando tiene un alto contenido de agradecimiento al joven denunciante, creemos que puede ser aprovechada también como un espacio para divulgar posiciones más combativas frente al tema del acoso. Esta marcha es una vitrina  que contará con la participación (se espera de cientos o miles)  de personas indignadas de una u otra forma por la violencia. Y una oportunidad para nuestras organizaciones de colocar del acoso contra las mujeres con la orientación que merece.

A pesar de que han sido convocadas muchísimas acciones en el marco de la situación denunciada y sobre todo la indignación generada a partir del ataque al joven, la presencia ha sido muy poca en las manifestaciones, vigilias, y reuniones abiertas, creemos que debemos unificar espacios y tomar fuerza en el debate

Creemos que hay que aprovechar esta coyuntura de indignación, de rabia, para convertirlo en movilización y exigencias, porque de lo contrario el espacio quedará efectivamente despolitizado y carente de contenido, cuando se podría estar aprovechando para ampliar esta discusión con muchas más mujeres, para debatir sobre las necesidades y para hacer exigencias.

Por eso queremos invitarlas para que organicemos una columna combativa dentro de esta marcha, para impulsar el tema del combate al acoso callejero, para hacer exigencias concretas al Gobierno, a los Partidos Políticos y a las Instituciones Públicas por medidas reales de protección hacia las mujeres víctimas de acoso y violencia machistas, hacia las personas que denuncian y acompañan, pero también hacer exigencias contra la impunidad que permite el sistema a favor de los agresores.

Creemos que es necesario ir tomando fuerza para retomar el próximo 25 de noviembre como un día de lucha contra la violencia hacia las mujeres, y por eso desde hoy es necesario ir convocando y fortaleciendo acciones de denuncia, debate y exigencias, donde nos podamos visibilizar dentro de un solo bloque.

Secretaría de Mujeres de PT