Varios Congresos Regionales de la APSE votan exigir a Laura Chinchilla que renuncie

  • Las últimas semanas de mayo se reunieron en diversos lugares los y las afiliadas a la APSE para discutir la situación de las y los trabajadores y quiénes deben encabezar su organización a nivel regional y nacional.

 

261210apseLos Congresos Regionales de Heredia (Reg. 16) y de San José Central (Reg. 01) votaron en sus pasados congresos regionales exigir a Chinchilla su renuncia. Se discutió en los congresos sobre la situación actual del país y sobre la importancia de asignar las responsabilidades de manera correcta. Ya son 16 ministros y jerarcas del actual gobierno los que han renunciado por variadas formas de corrupción. Han renunciado por no pagar impuestos como corresponde,  por verse beneficiados económicamente por defender contratos con empresas, por manejar en estado de ebriedad… entre muchas otras barbaridades.

Las o los trabajadores debemos exigir la renuncia de Laura por la manera tan furiosa en que ha intentado (y en algunos casos logrado) arrebatar conquistas a la clase trabajadora para cobrarnos la crisis económica del país. Chinchilla pretende implementar el salario único a nivel nacional, arrebatarnos el derecho a huelga en los servicios públicos con su Reforma Procesal Laboral. Además, Laura ha mantenido a las mujeres trabajadoras en la misma opresión y sobreexplotación de siempre. Su Red de Cuido es insuficiente, los despidos por embarazo siguen, el acoso sexual y laboral también y el salario de las trabajadoras se encoge junto con el de toda la clase.

Chinchilla, como buena representante de la patronal, gobierna para  sus intereses y no los de la clase trabajadora. Los trabajadores de la educación -seamos oficiales de seguridad, conserjes, oficinistas o docentes- formamos parte de esta clase.  Compartimos entre nosotros y con el resto de la clase trabajadora del país un aspecto clave: dependemos de nuestro salario para vivir. Por eso debemos unificarnos para defender nuestros intereses en común y combatir a quienes pretenden empeorar nuestro nivel de vida.

Los sindicatos son herramientas importantes para defender nuestros intereses económicos, pero no deben quedarse ahí. Deben ir más allá, a defender de manera unificada los intereses políticos y sociales de la clase trabajadora como un todo. Las votaciones por la renuncia de Laura en las regionales 16 y 01 de la APSE son un hecho significativo que marca un camino a seguir: La politización de los sindicatos y su combate no sólo por reivindicaciones gremiales, sino también por las luchas políticas que la clase trabajadora como un todo requiere.