Una juventud que lucha por el socialismo

juventudpretil05Las movilizaciones de la juventud, en rechazo a su situación actual, como se ha explicado anteriormente, pueden generar golpes profundos a la burguesía y a los planes del imperialismo. Sin embargo, si analizamos históricamente estas situaciones, es claro que sin una dirección política revolucionaria para la juventud, que coloque a la orden del día la lucha por el socialismo, esta efervescencia no será suficiente, y por el contrario todo lo conquistado estará en peligro.

Nuestro partido considera que es central la construcción de un programa, discutido con el movimiento de masas, a partir de las reivindicaciones más sentidas de las mayorías, pero que no se quede en estas, sino que avance en dirección a la lucha por el socialismo.
Sin una perspectiva de conjunto lo que se consigue en luchas específicas muy fácilmente se pierde.

Nuestro partido ha luchado al lado de la juventud, en las luchas antes mencionadas, como la lucha por un FEES justo, la lucha por el 8% para la educación, las luchas a lo interno de las universidades por conseguir mejores condiciones de estudio, y en la lucha por la actual reorganización del movimiento estudiantil. También hemos participado dentro del movimiento estudiantil discutiendo con los estudiantes la necesidad de entrar en luchas más amplias que afectan a la sociedad costarricense como la discusión y movilizaciones alrededor del Tratado de Libre Comercio, y el enfrentamiento contra los buques de guerra artillados que entraron a nuestro país a partir del convenio de patrullaje conjunto con EEUU.

En medio de estos procesos de lucha a nivel mundial, y a nivel nacional, dentro de los cuales la juventud ha tenido un papel importante, estamos presentando al Movimiento al Socialismo (MAS), como organización de juventud del PT. El MAS ya ha sido presentado y es conocido por muchos estudiantes que han luchado a nuestro lado.

Nuestro fin es intervenir en las luchas en las que hoy participa la juventud costarricense, y discutir la necesidad de salir del inmediatismo, construyendo un programa más amplio, en conjunto con el resto del pueblo explotado. Nuestro programa no puede incluir solamente las luchas inmediatas por la educación, sino que debemos enlazarlo con las luchas por la tierra, con las luchas de los trabajadores del estado y del sector privado, con las luchas contra la opresión por preferencia sexual y contra la opresión de género.

Leon Trotsky decía sobre esto que: “La lucha por estas reivindicaciones no puede ser separada de la lucha por el conjunto de las reivindicaciones de los trabajadores, ocupados y desocupados. La desaparición definitiva del desempleo entre los jóvenes esta ligada a la desaparición de la desocupación general. La lucha por la prolongación de la escolaridad, por la reeducación profesional obligatoria, esta ligada a la lucha por la escala móvil de salarios y por los comités de empresa. La lucha por las grandes obras públicas está ligada a la lucha por la expropiación de los monopolios, de hecho por la nacionalización del crédito, de la banca y de las industrias claves. La lucha contra las tentativas de militarización de la juventud, esta ligada a la lucha contra el desarrollo de las tendencias estatales autoritarias y contra el fascismo, a la organización de milicias obreras.”

Desde el MAS, la juventud del PT, invitamos a todos los jóvenes que comprendan que la única forma de cambiar nuestra condición actual y garantizarnos un futuro mejor es derrocando al sistema capitalista, a que se unan a nuestras filas, a que apoyen la reorganización del movimiento estudiantil, a que enfrentemos al gobierno y que mientras la realidad exija lucha nos presentemos como jóvenes revolucionarios dispuestos a dar de manera explosiva un movimiento al socialismo