Un ejemplo de cómo se combate al anticomunismo.

Simpatizante del Partido de los Trabajadores y adherente a la campaña de Héctor Monestel demanda a la empresa AVON de Costa Rica.

Recibimos con alegría la noticia que ha sido acogido el recurso interpuesto por Linford Patterson Regato ante el Tribunal Supremo de Elecciones contra la empresa Avon de Costa Rica.

Recientemente la empresa AVON de Costa Rica adelantó una violenta campaña anticomunista entre el personal que labora para esta empresa, dicho sea de paso, una mayoría de mujeres a quienes ni siquiera se les reconoce ningún derecho laboral. Según resolución del TSE, esta campaña tendrá que ser suspendida y tienen 3 días para responder, de lo contrario la denuncia será asumida como cierta y quedará en sus manos dictar otras medidas. Una victoria momentánea contra la campaña de terror en las fábricas.

En primer término queríamos desde el Partido de los Trabajadores felicitar al compañero por su iniciativa, Linford Patterson es de los compañeros que en la reciente campaña ha dado su adhesión a la candidatura de Héctor Monestel, la única candidatura obrera y socialista que se presenta en estas elecciones. Creemos que también es un ejemplo de las cosas que se pueden hacer para detener la campaña anticomunista país impulsada por Tomás Dueñas y la Alianza Costa Rica. Enfrentarla en todos los niveles.

Evidentemente es solo un primer paso, y nos sentimos orgullosos que ese primer paso lo diera un simpatizante del Partido de los Trabajadores, pero señalamos que no hay que tener ninguna fe en el TSE. Es evidente que tiene una actitud complaciente con los grandes empresarios del país, pues hasta el momento, a pesar de las múltiples denuncias presentadas, y de las declaraciones incluso del mismo Dueñas, no ha pasado de realizar respetuosas advertencias a los grandes empresarios.

En el Partido de los Trabajadores esperamos que el peso de la ley caiga sobre los gerentes de Avon de Costa Rica, que cometieron este flagrante delito electoral, si no sucede es una evidencia más que el TSE y todo el sistema electoral protege a los grandes empresarios y la dictadura.

Creemos también que la mejor forma de enfrentar el anticomunismo, es promover la organización independiente de los trabajadores en las empresas privadas, es creando sindicatos en las empresas que contrarresten este tipo de campaña de manera colectiva. También la mejor forma de enfrentar el anticomunismo es mantener firme el programa y la bandera socialista. Así ha denunciado la campaña anticomunista el Partido de los Trabajadores, fortaleciendo nuestros principios, y fortaleciendo a las y los trabajadores para que se defiendan. Por eso, no nos extraña que un simpatizante nuestro, se haya sentido ofendido con esta campaña, sin que nuestro nombre haya sido mencionado y que sea quien haya puesto este recurso para enfrentarla. Linford nos dice: “abiertamente he dicho que soy de Izquierda y que apoyo a don Héctor”. Nosotros le decimos a Linford y a todas las y los trabajadores del país, nosotros les apoyamos y seguiremos siendo de izquierda, y cuenten con el PT para enfrentar al empresariado nacional y transnacional ahora y siempre.

El camino que ha elegido el Frente Amplio, que busca frente a la campaña anticomunista congraciarse con los empresarios y los solidaristas, que elije desradicalizar su ya de por sí moderado programa, lejos de ayudar, fomenta la campaña de miedo en las fábricas.

El pueblo trabajador no tiene nada que temer a la palabra comunismo, a las ideas de izquierda, son las ideas de la emancipación de la clase trabajadora. Son las ideas que defendemos en el Partido de los Trabajadores.