Tendencia Rescate: ¡Exigimos una organización democrática, al servicio de las luchas de los trabajadores!

titi Una asamblea antidemocrática.

La asamblea realizada el 19 de Enero sobre el informe de auditoría externa del Proyecto Tití, reflejó el carácter antidemocrático de la dirigencia de la ANEP. Fue tediosa, resguardada por una veintena de guardas de seguridad privada que requisaban a la gente a la entrada del lugar; en donde se limitó el uso de la palabra y la repartición de volantes a la tendencia Rescate.

La dinámica implementada fue leer de forma completa el informe -sin discutirlo y sin análisis además-, esto tardó más de dos horas. Dicho informe fue presentado hasta ese día y las bases nunca tuvieron acceso y discusión a este antes. El informe presentó lo que Rescate ha venido insistiendo: un proyecto fallido, donde hubo falta de mecanismos de control y fiscalización, inexistencia de contratos laborales, entre otros hechos graves. Ante ello, las propuestas de Rescate ese día fueron: cuentas claras y transparencia, exigiendo que la Secretaría General presente una demanda penal contra señor Marco Tulio Picado, quien era administrador del proyecto Tití, moción que fue aprobada.

¡Exigimos respeto y cumplimiento inmediato de las resoluciones aprobadas por las bases!

Con respecto a la moción que fue aprobada, sobre la demanda penal contra señor Marco Tulio Picado, fue la tendencia Rescate la agrupación que la presentó: ¡La Asamblea votó la resolución que la Secretaría General entable una demanda penal directamente contra Marco Tulio Picado administrador del proyecto!, ¡La Asamblea votó está moción aunque en ningún momento la dirigencia mostró interés ni propuesta alguna en relación a ello! ¡La asamblea la aprobó a pesar de la intimidación hacia los compañeros de Rescate que la presentaron! La dirigencia aún no ha cumplido con ello, y con ello se irrespeta gravemente la decisión de las bases, y sigue correcta nuestra caracterización de que a la dirigencia no le interesa en lo más mínimo darle seguimiento a este hecho, sino simplemente, hacerle una apología a Vargas y darle un voto de confianza. Sin embargo, a pesar del matonismo y represión que vive nuestra tendencia Rescate, seguiremos presionando porque las resoluciones de la asamblea y las bases se respete y se cumplan tal y como se votó, además seguiremos con nuestro trabajo de ir a discutir con las bases de ANEP sobre el balance de este Informe, ya que muchos no pudieron asistir y otros, ni por enterado siquiera que hubo asamblea el día 19 de Enero.

Desde Rescate, ¡denunciamos la represión sindical a lo interno, seguiremos exigiendo democracia y transparencia, verdaderos espacios de discusión en las bases, rendición de cuentas dentro del sindicato y unidad en las luchas para que sea este un sindicato realmente al servicio de las luchas de los trabajadores ante este sistema capitalista explotador!