Solís aplica “vía rápida” a la Ruta 32

237689 tunelzurquiruta322013

Gobierno busca apurar la aprobación de crédito chino para comenzar las obras de ampliación de la carretera a Limón con la empresa CHEC. Todo esto sin justificación verdadera sobre los costos de dicha carretera y con grandes vacíos legales que podrían comprometer aún más al país.

 En Septiembre de 2013, Manrique Oviedo diputado del PAC lanzaba encendidos discurso en contra del gobierno de Laura Chinchilla y su proyecto de entregar la construcción de la Ruta 32 a la empresa China Harbour Engineering Company (CHEC).

Los militantes del PAC en ese lejano y olvidado 2013, recordaban que la empresa CHEC figuraba en una lista de firmas no elegibles por el Banco Mundial (BM), acusada de prácticas fraudulentas.

Durante la campaña electoral Luis Guillermo Solís expresaba públicamente críticas a la ruta 32 y a la concesión.

Luego del viaje de Luis Guillermo Solís a China y los acuerdos comerciales con la nueva burguesía china y con las subsidiarias imperialistas que operan en Pekín y Hong Kong, la oposición del PAC a estos acuerdos se esfumó.

En los últimos días hemos visto las constantes presiones de parte del ejecutivo, para aprobar el empréstito chino antes del 28 de febrero. Una verdadera carrera de velocidad se ha desatado.

Luis Guillermo Solís y Carlos Segnini se han dedicado a actuar como relacionistas públicos de CHEC: “frenara la carretera es ponerle una lápida al desarrollo del país”, “hay que tomar el riesgo”, “no podemos estar absolutamente seguros de todo” ese es el tipo de irresponsabilidades que salen de la boca de “nuestros” gobernantes.

Los anuncios de múltiples entes técnicos sobre las posibles irregularidades del proyecto (Contraloría, Lannamme, ITCR, etc.) no han detenido el afán entreguista del PAC y de Luis Guillermo Solís.

Este está empeñado en sacar adelante los pendientes de sus predecesores liberacionistas y el mandato del FMI de seguir endeudando al país y entregar sus carreteras a capitales extranjeros como forma de resolver las exigencias de inversión en infraestructura de los empresarios.

El Frente Amplio a pesar del escándalo de irregularidades y de implicaciones sociales y ecológicas de este proyecto entreguista presenta una oposición titubeante, pide que se llame al Ministro para “aclarar dudas”, frente a eso recibe una gritería en el plenario: “mentirosos”-, – “que clase de diputados son”- les grita el nuevo frente PAC-PLN.

Es evidente que estamos en un momento de radicalización del entreguismo del gobierno de Luis Guillermo Solís, lo único que podría frenar la concesión de la Ruta 32 es la lucha decidida del pueblo de limón, en contra de este proyecto nefasto a todo nivel.

Hacemos un llamado al Frente Amplio a que rompa claramente con el gobierno, que use su fuerza parlamentaria para evitar la aprobación del empréstito y que se sume a la construcción de un frente de los campesinos, ecologistas y el pueblo para evitar la concesión de la Ruta 32, primer paso para luchar por la derogatoria de la ley de concesión de obra pública.