Secretario SUTRAM: “Ante el ataque a las convenciones colectivas no hay nada que negociar”

  •  Armando Murillo, Secretario General del Sindicato de Trabajadores de la Municipalidad de Pococí (SUTRAM)

Muni-pocosiEntrevistamos al Secretario General del sindicato de la Municipalidad de Pococí, Armando Murillo, quien nos dará su punto de vista con respecto a la intención del gobierno de liquidar las convenciones colectivas, así como la estrategia del movimiento sindical para vencer en esta coyuntura. Además nos da su impresión sobre la movilización nacional de trabajadores municipales para el próximo 12 de febrero.

¿Cómo valoran ustedes desde el SUTRAM la arremetida contra las convenciones colectivas, con iniciativas como el Anteproyecto de Ley de Reordenamiento de Salarios del Sector Público?

El ataque a las convenciones colectivas es una agresión más a la clase trabajadora, así lo vemos nosotros; este Anteproyecto es una expresión clara, así como el recurso de inconstitucionalidad presentado por la Contraloría General de la República. Están argumentando de manera falaciosa que no hay uniformidad en los salarios del sector público. Para solucionar eso lo que pretenden es igualarnos a todos “en el piso”: o sea todos “muertos de hambre”. Para eso quieren desconocer todas las conquistas que a través de todos estos años de lucha se han conseguido, quieren de un plumazo borrarlas.

Creemos que acabar con las convenciones es central para la clase dominante; la negociación colectiva es como el corazón o el cerebro, la razón de ser de los sindicatos ¿de qué serviría un sindicato sin convención colectiva? Sería un saludo a la bandera. Nosotros sabemos que de parte de las alcaldías habrá presión para acabar con las convenciones colectivas. Acá en Pococí tienen montada una persecución y acoso laboral con compañeras del sindicato; esa línea de intimidación es la que se va a imponer para traerse abajo el tope de cesantía, los incentivos salariales y demás beneficios propios de una convención.

Dada la magnitud de este ataque ¿cuál debe ser la estrategia a seguir por parte del movimiento sindical para enfrentarlo?

En primer lugar, lo más importante es la unidad de todos los sectores, de todo del sistema sindical. Nosotros sabemos que hay mucha dispersión pero esta es una nueva oportunidad para revertir esto. En este sentido se hace necesario un espacio de coordinación intersindical permanente para discutir los puntos comunes que nos unifiquen como movimiento.

Luego hay que hacer un gran trabajo de información y concientización desde las bases para que se apropien de esta lucha. Nosotros tenemos planeada una asamblea de trabajadores para el 6 de febrero donde le expondremos a los compañeros y compañeras la situación, así como visitas a las cuadrillas de los trabajadores de campo. Finalmente debemos entender que ante el ataque a las convenciones colectivas no hay nada que negociar. Si el objetivo del gobierno es traerse abajo esa conquista histórica la estrategia debe ser la unidad y la información a las bases con miras a movilizarnos.

El 12 de febrero se dará la primera movilización por la defensa de las convenciones colectivas ¿cuál es el objetivo central?

Para nosotros es una primera demostración de fuerza, el banderazo de salida de una lucha que necesita del apoyo de los demás sindicatos y organizaciones de trabajadores. Ya el solo hecho de que las 81 municipalidades del país acuerden una jornada de lucha es ganancia, un primer paso para que los demás sectores se integren y se dé el apoyo de los demás sindicatos de la educación, salud, universidades y estudiantes y demás sectores.