RESCATE: construyendo una oposición democrática y de lucha en ANEP

 

barrios rescate 25junioEn mayo se cumplieron 2 años de la fundación de la tendencia RESCATE-ANEP, grupo opositor que surgió con el propósito de enfrentar  las prácticas antidemocráticas y las posiciones progubernamentales de la dirigencia actual del sindicato.

Hoy estamos a la espera de que ratifique nuestra inscripción luego de presentar casi 900 firmas que respaldan nuestra inscripción y de haber conformado nuestra papeleta con 21 integrantes. Pese a que desde el pasado viernes 7 de junio presentamos los requisitos aún no tenemos respuesta de la Comisión Electoral por lo que  existe el peligro de que se nos intente impedir nuestro derecho democrático a participar.

Pese a las maniobras albinistas seguimos obteniendo victorias

RESCATE-ANEP es una opción real para cientos de afiliados descontentos con el rumbo actual  del sindicato, varios hechos  recientes reafirman esto: la participación en las pasadas elecciones de la seccional en la MSJ donde nuestra papeleta obtuvo 122 votos contra 180 del grupo oficialista, la reciente recolección de casi 900 firmas en todo el país en un tiempo record y la conformación de nuestra papeleta, la participación en la seccional del IMAS, el reciente triunfo en la Municipalidad de Belén donde por amplia mayoría ganamos la dirección de esa seccional, la votación en enero pasado de una moción que obliga al Secretario General a interponer demanda penal contra el Director Ejecutivo del fallido proyecto TITI la cual la dirigencia se niega a implementar.

 

La dirección de la ANEP divide a los trabajadores y se ubica del lado del gobierno

En estas elecciones nuestra prioridad será  debatir las posiciones que la dirigencia de ANEP viene sosteniendo.

De cara a la negociación salarial del II Semestre esa dirigencia insiste en “la imperiosa necesidad de que el Gobierno de la República (…) apruebe el proyecto de ley que separa, desvincula, independiza, la estructura salarial del personal de ciencias médicas del país, con relación a unos 22 puestos del Gobierno Central (lo que hemos denominado como el “desenganche”)”,  lo cual según esa dirigencia  permitiría  a los trabajadores públicos tener un mejor salario. Primero hay que decir que este argumento es falaz , de eso puede dar fe el magisterio nacional que logró un gran reajuste salarial en 2008  luego de una huelga encabezada por la APSE, ajuste que se gana mediante la lucha en las calles sin importar que los docentes son parte de esos 22 puestos testigos de la ley médica; en segundo lugar esta posición se ubica del lado de atacar la ley médica conquistada luego de una histórica huelga de ese gremio;  y en tercer lugar ese pedido al gobierno  divide a la clase trabajadora del sector público en momentos en

que debemos llamar a la unidad de todos los sectores para luchar contra los planes de Laura Chinchilla.  

El 25 de junio la dirigencia de ANEP se negó a participar de la movilización argumentando que no tenía motivos para protestar y  que apoya la reforma procesal laboral. Mientras miles de personas y casi la totalidad de sindicatos del país estaban llamando a la movilización la dirigencia de ANEP llamaba a sus afiliados a guardar la calma y no salir a manifestarse. Ubicándose como aliado del gobierno con la reforma procesal laboral que quita el derecho a la huelga en los servicios público.

Para colmo de males esa dirigencia ha desatado una persecución penal contra quienes critican su accionar, interponiendo demandas contra dirigentes sindicales como el compañero Franklin Benavides de la CGT, a quien le acusan de supuestas difamaciones y calumnias al mejor estilo de Laura Chinchilla, pretendiendo  usar los tribunales para acallar las críticas en su contra.

Estos temas que hacen parte de un largo listado  son parte de lo que queremos poner en discusión en esta campaña.

¿Por qué seguir construyendo una oposición en ANEP?

Quienes hoy seguimos formando parte de RESCATE señalamos desde un primer momento que nuestra lucha no era por cambiar a Albino Vargas sino que necesitábamos luchar contra la falta de democracia, contra los grandes privilegios de algunos dirigentes y funcionarios, contra los posiciones pro gobierno y pro patronales que el sindicato venía sosteniendo desde hace años.

En el grupo fundador de la tendencia en 2011 se incorporaron también algunos funcionarios del sindicato que habían sido parte del estatus quo durante décadas y que del todo no estaban convencidos de luchar por un cambio más allá de quitar a Albino Vargas. Estos compañeros fueron los primeros en abandonar las filas de la ANEP apenas concluida la elección de 2011, desafilándose  y fundando un nuevo sindicato bajo las siglas de la UNT.  Este accionar no fue ni será compartido por quienes hoy integramos RESCATE porque consideramos que nuestra lucha central debe ser por recuperar las organizaciones sindicales del país para la defensa de los derechos de la clase trabajadora y no la fundación de nuevos sindicatos que dividen las fuerzas de los trabajadores, lo que implican mantenerse dando la batalla a lo interno de ANEP.

Otros compañeros de base con un gran malestar por el rumbo actual del sindicato han optado por desafilarse de la ANEP y renunciar a la militancia sindical, con lo cual creemos se fortalece la actual dirigencia y la propia patronal. Hoy seguimos señalando que es necesario mantenernos en las filas  de la ANEP y  luchar por un cambio en su dirección; este sindicato cuenta con varios miles de afiliados que necesitan una dirección al servicio de sus luchas, que busque incansablemente la unidad sindical y que actué de forma independiente del gobierno y  los patrones.