"Mientras nos sigan gobernando los burgueses, no se van a mejorar las condiciones de vida del pueblo trabajador"

 

Entrevista a Greivis González, Regional 01 APSE

greivisSH: ¿Qué significado tiene la nueva ley de salario único para los trabajadores del sector público?

GG: Significa un mayor empobreciemiento al medio de vida de la clase trabajadora, pues nosotros dependemos de nuestro salario para desarrollar todas nuestras actividades diarias y a futuro, que a diferencia de los principales responsables de este proyecto, no somos dueños de ninguna empresa o ningún medio de producción y que además tenga el respaldo gubernamental para evadir impuestos, explotar a sus empleados y restantes recursos e insumos.

Definitivamente significa que la verdadera clase privilegiada de este país está pasando la factura a los trabajadores para que paguen todos sus caprichos, negocios sucios, corruptela y crisis causada por ellos mismos. Evidentemente gobiernan y acomodan las piezas que necesiten para favorecer sus propios intereses y no para que la mayoría de la población salga favorecida, sabiendo que proyectos y leyes como estos van a intensificar la brecha entre ricos y pobres. Y lo peor de todo es que tienen la osadía y agilidad de manipular a muchos para que crean que ese tipo de acciones son las correctas para el beneficio del país y de sus pobladores, y por ende piensan que luchar en contra de ello es una piedra en el camino para que el “progreso” se consolide.

Y finalmente, significa una burla y una bofetada al sector trabajador. Sin embargo, con idealismo y esperanza espero sirva para que muchos que están dormidos despierten y se unan a esta lucha en común en contra de los múltiples ataques constantes y sistemáticos.

SH: En este marco de ataques, ¿qué importancia tiene que APSE se convierta formalmente en sindicato?

 

GG: En medio de este marco de circunstancias y siendo el sindicalismo la herramienta efectiva que tenemos los de la clase trabajadora para enfrentarnos al gobierno, es crucial que una organización como APSE logre consolidar su accionar a través de esa transformación. Es sabido que ha tenido varios éxitos al frenar proyectos y lograr conquistas salariales importantes, por lo tanto, urge que se forme un fuerte bloque magisterial, de ahí que se pretenda incorporar a la primaria dentro de este sindicato, pues los ataques no van dirigidos solo a los que trabajamos en secundaria, es a todos los sectores, con un enfoque bastante claro hacia el magisterio al ser una de las planillas más grandes. Entonces los entes gubernamentales no descansan en desfavorecernos en todo lo que puedan y por otro lado nosotros tampoco podemos descansar en defender nuestros derechos.

SH: ¿Por qué usted considera importante la unidad sindical para enfrentar los ataques del gobierno?

 

GG: Definitivamente que si. Si todos los sectores sindicales y populares se unieran, el gobierno tendría más dificultades en lesionar los derechos de los trabajadores. Pero como aún hay mucho fraccionamiento, donde cada quien en su respectivo sector lucha y se defiende como puede, es más sencillo ir atacándonos sistemáticamente. Todos tenemos que saber que la arremetida que sufren unos va debilitando al movimiento en general y le da más herramientas al gobierno para ir derrotándonos poco a poco. Lo ideal sería que si se meten con uno se meten con todos. Por lo tanto, una unidad tal cual es necesaria, más ahora que se evidencian las embestidas por todo lado de forma descarada y sin compasión, por ejemplo: eliminar las convenciones colectivas de las municipalidades, culpar a los médicos por la crisis de la CCSS, el salario único ya se aplica en los bancos estatales y otras entidades autónomas como el INS y en el ICE se han estado aplicando una serie de despidos que ellos llaman “solidarios”, reducción sustancial del presupuesto para las universidades del estado, la canasta básica se reduce cada vez mas y los precios de los productos y los servicios van en alzada, … Y todos contamos con los servicios que dan las municipalidades, hacemos uso de la CCSS, los bancos, el ICE, el INS, por lo tanto, en la medida en que los empleados de estas instituciones salgan afectados va a haber una afectación directa e inmediata en toda la población. Entonces es aquí donde debemos meditar si son solo ellos los que tienen la responsabilidad de emprender una batalla en defensa de sus puestos y salarios o es un deber de todos apoyar y combatir en conjunto al enemigo que tenemos en común.

SH: ¿Qué posición considera debería tomar el movimiento sindical frente al proceso electoral nacional 2014?

 

GG: Deben continuar manifestándose, protestando, denunciando y vigilando que no se toquen los derechos de los trabajadores. Al mismo tiempo tratar de educar a la población en general para que se unan a esta lucha y sepan que mientras nos sigan gobernando los burgueses de siempre no se van a mejorar las condiciones de vida del sector trabajador, pues es exactamente en estos momentos cuando empiezan a llover dulces promesas, pero que al fin y al cabo son diferentes caras con una misma ideología: favorecer a los suyos (empresarios, gerentes y amigos), mismos que financian las campañas políticas multimillonarias y que constitucionalmente no hay ninguna prohibición para ello, pero si la hay para que los sindicatos se organicen y formen partidos políticos.

Claro está que este accionar de lucha y denuncia en medio del ambiente electorero que apenas inicia excluye a los sindicatos de cuello blanco que desmovilizan, negocian y asienten con el gobierno.