Priscila Hernández: "No existe una salida para la juventud dentro del capitalismo"

 

Priscilla HLa juventud de hoy a nivel mundial enfrenta condiciones  mucho más complicadas de las que enfrentaron nuestros padres. Nosotros ahorita sabemos que los levantamiento en países como Brasil, Chile, Egipto y todo medio oriente donde la juventud es uno de los principales actores, es muestra que no sólo lo que vive la clase trabajadora ahorita es terrible, sino que el futuro que nos espera como jóvenes bajo el capitalismo es aun peor.

 

Ahorita está en duda si nosotros vamos a tener acceso a un sistema de pensiones y lo que parece es que vamos a tener que trabajar hasta el último de nuestros días. En general no pensamos ni siquiera en tener casa propia, un carro y todas estas cuestiones que algún momento parecían que eran de fácil acceso para la gente. Nos enfrentamos a una situación en la que tenemos serias dudas de que eso vaya a suceder.

El acceso a los servicios de salud es cada vez más complicado, el sistema de educación más desfinanciado, en general las condiciones de empleo que enfrentamos son cada vez más flexibilizadas, el subempleo es uno de los factores comunes que vemos en los diferentes sectores no solo en el privado sino también en el público. Vemos que el subcontrato de servicios profesionales es la salida que están utilizando los patronos privados e incluso el mismo estado para abaratar costos. La crisis económica mundial afecta más duro a la juventud.

Tenemos que preguntarnos si realmente puede haber una salida dentro de este sistema para revertir esta situación. Nos parece que no, en los hechos las bases del capitalismo lo que hace es profundizar los ataques a la clase trabajadora, y nosotros en un futuro seremos esos trabajadores. Tenemos que entender que ahorita los aliados no son las empresas que ofrecen contratos terribles y condiciones más vulnerables; nosotros tendremos que enfrentar tasas de desempleo altísimas.

Nuestro aliado tiene que ser la clase trabajadora y a partir de ellos buscar una salida hacia un futuro mejor, a partir de cambiar las bases y las estructura social, en el marco de una salida socialista. Que realmente sean los y las trabajadores quienes logremos cambiar este mundo y que logremos al final pues tener ese futuro digno que tanto apreciamos. Hoy queda más que demostrado que luchar por el socialismo no es una utopía sino una necesidad.