No más plazos para APM: ¡Los Puertos no se Privatizan!

  • Un gobierno “progresista” que gobierna como los neoliberales

Expertos-APM-Terminals-Limon-ARCHIVO LNCIMA20140110 0044 31La lucha de resistencia que viene librando SINTRAJAP en estos últimos años por la defensa de los muelles de Limón sigue vigente. Nadie olvida todos los intentos de los recién pasados gobiernos del PLN para entregar los muelles a APM TERMINALS.

Represión, criminalización, cárcel, descarados intentos de violar e ilegalizar la autonomía de SINTRAJAP y los derechos adquiridos por los trabajadores de los muelles, aquellos fueron los métodos de los gobiernos anteriores..

En el caso de Limón, este Gobierno sigue apuntalando los chorizos chinos de la refinería y de la Ruta 32 y por el contrario, no busca soluciones nacionales en materia energética y de inversiones en carreteras que impidan el entreguismo y la privatización de esos sectores.

Respecto al plan de privatización de los muelles y la virtual liquidación de JAPDEVA, este Gobierno sigue dándole prórrogas a la transnacional APM Terminal y simplemente no decide anular ese contrato espurio y por el contrario, proponer un verdadero fortalecimiento en la inversión en los muelles nacionales.

Al igual que en los otros grandes asuntos nacionales, este Gobierno no toma las decisiones que beneficien a los trabajadores y sigue “tirando la bola para adelante” esperando el mejor momento para dar sus golpes.

Desde el Partido de los Trabajadores y su regional de Limón nos solidarizamos con SINTRAJAP y los trabajadores portuarios limonenses en su lucha contra APM Terminals y les decimos que para salir adelante, no debemos depositar ninguna confianza en el actual Gobierno.

Asimismo, no podemos dejar de señalar crítica y fraternalmente que la dirigencia de SINTRAJAP se equivoca en un doble sentido: 1- al centrar su lucha solo en el monopolio privado de la APM y no denunciar que la sola apertura para la competencia en los muelles ya enrumba a JAPDEVA hacia su quiebra y privatización. 2- También se equivocan al concederle más plazos al Gobierno y la misma transnacional para que “enmienden” las pifias ambientales del contrato portuario.

Los muelles actuales o futuros no deben concesionarse bajo ningún concepto y deben seguir siendo nacionales. La exigencia al Gobierno debe pasar por fortalecer la inversión y desarrollo de los muelles nacionales y por el respeto a las conquistas y derechos logrados por sus trabajadores.