¡No al aumento de peajes de la autopista a Caldera!

¡Que se anule la concesión a autopistas del sol sin un solo colon de indemnización!

A partir de mañana el costo de los peajes de la carretera a Caldera (Ruta 27) aumentará unos 20 colones en promedio. Este aumento se suma al altísimo precio del peaje de esta autopista, uno de los más caros en toda América Latina.

Este hecho refleja que el modelo de concesión de obra pública es nefasto para los trabajadores, y solo beneficia a unos pocos. Mientras la empresa ya recuperó más de la mitad de su inversión en este corto tiempo, se nos imponen aumentos año a año a todos los que usamos la ruta “por igual”. El pueblo trabajador le terminará pagando varias veces el costo de las obras a esta transnacional.

El modelo de concesión ha sido utilizado como una forma de trasladarnos los costos a los trabajadores del déficit de inversión en obra pública, del cual no somos responsables. Los culpables de esta crisis son los gobiernos empresarios, que tienen la política de cobrarle cada vez menos a las grandes empresas, mientras nos trasladan el costo a los trabajadores mediante impuestos indirectos y peajes.

El gobierno debe solventar esta crisis cobrándole impuestos a las grandes empresas que utilizan nuestra infraestructura vial, que importan y exportan a través de estas calles. Esta es la solución de fondo a este problema, no más peajes ni más impuestos indirectos (como el impuesto de ventas). Si el gobierno quiere resolver este problema debe además derogar todas las concesiones actuales, y dejar de utilizar la concesión para la obra pública, que terminamos pagando muy por encima del costo de construcción. Para muestra un botón: Este “modelito” nos está costando unos $40 millones que el gobierno le quiere regalar a la transnacional OAS.

Desde el Partido de los Trabajadores rechazamos este aumento, y exigimos que se revierta. No se debe permitir que una empresa como Autopistas del Sol se siga enriqueciendo a costas de los bolsillos de quienes utilizan la autopista. Exigimos además que se derogue esta ilegítima concesión que hace un negociazo a costillas de nuestros bolsillos.

Finalmente proponemos el cese de toda la privatización de servicios públicos (concesión, tercerización, etc.) que son una gran estafa que el pueblo termina pagando, mientras unos pocos se enriquecen.

¡No al aumento del peaje de la Ruta 27 (Autopista a Caldera)!

¡No al modelo de concesión de obra pública! ¡Que se anule la concesión de la ruta 27 y de todo el resto de concesiones!

¡Impuestos a las grandes empresas para construir obra pública de calidad para los trabajadores!