Ni votar, ni apoyar la concertación: debemos luchar por una agenda propia de los trabajadores

Porque insistimos en llamar a NO VOTAR

Ahora que la persistente crisis del PLN ha terminado con el retiro de Araya y ante la previsible victoria del PAC,  como partido seguimos defendiendo no ir a votar este 6 de Abril.   A continuación exponemos nuestros argumentos:

Las reglas electorales favorecen a los partidos de los ricos: estas restringen el derecho  de los trabajadores a expresar su agenda mediante sus propios partidos y los pone a competir con desventaja frente a los partidos de los ricos. Así lo demuestran  los costosos requisitos para inscribir partidos  en el TSE, la parcializada repartición de la deuda política que les niega financiamiento a los partidos nuevos y el altísimo costo de pautar en los medios de comunicación. Al final solo  los partidos que tienen a grandes capitalistas de su lado, y que responden a sus intereses,  logra expresarse masivamente en elecciones.

El régimen costarricense ofrece nulas garantías democráticas de participación política  a los trabajadores: Mientras sectores como la conferencia episcopal  y los empresarios se la pasaron reuniéndose con los candidatos y promoviendo sus intereses en la campana electoral, los trabajadores no contamos  con sindicatos desde los cuales abogar por nuestros intereses  como trabajadores. Otro ejemplo  de esto es el de los trabajadores nicaragüenses, quienes a pesar de trabajar y pagar impuestos, e incluso manteniéndose largos años en el país,  no tienen derecho a votar. Esta falta de garantías es la causante de que durante elecciones temas como el salario y el costo de la vida no sean abordados seriamente.

El PAC  se ha comprometido a mantener toda la herencia del neoliberalismo y el PLN: a pesar de sus promesas de  cambio, el PAC ha prometido mantener los elementos centrales heredados del PLN. Estos son los elementos tienen al país con tanta pobreza, desempleo y al borde de la quiebra. Con el PAC seguirán las concesiones, los TLCs, los tarifazos, impuestos como el IVA,  la apertura de las telecomunicaciones, la entrega de los puertos, los billonarios pagos de la deuda pública en detrimento de la inversión social, seguirán las grandes exoneraciones fiscales a empresas que despiden trabajadores y congelan salarios solo para mantener sus ganancias, etc.  

El gobierno, los medios  de comunicación, el PLN, el PAC e inclusive el Frente Amplio hoy argumentan que es nuestro deber ir a votar. Sin embargo ante un sistema totalmente parcializado a favor de los partidos de los ricos y un partido que desde ya promete continuar con los ataques contra nuestro nivel de vida, nuestra propuesta como PT es que los trabajadores expresemos nuestro descontento, negándonos a ir a las urnas y concentrando nuestros esfuerzos en preparar una agenda de lucha que si corresponda a nuestras necesidades.  

¡10% de aumento salarial de emergencia!

Congelamiento de precios de canasta básica y tarifas

Ni IVA ni Ley de Empleo Público: la salida a la crisis fiscal es cobrarle impuestos al capital!  ¡Abajo la ley de concesión! ¡Por la renacionalización de todo lo concesionado!

Ni un despido más: ¡que se repartan las horas de trabajo disponibles por el mismo salario!