Movimiento Al Socialismo: Una alternativa socialista para la juventud

 mas

Tal y como se ha señalado en anteriores ediciones de Socialismo Hoy, después de nuestro último congreso en 2012, decidimos mantener el nombre de Movimiento al Socialismo (MAS) como nuestra colateral de juventud, admitiendo la importancia que tiene la juventud en el proceso de construcción de un partido político para el conjunto de los sectores explotados y oprimidos dentro del actual orden social.

Desde el año 2005 nuestra agrupación ha mantenido una presencia constante dentro del activismo universitario que nos ha permitido acumular dentro de nuestras filas a decenas compañeros y compañeras no solo de la Universidad de Costa Rica como en los inicios, si no que luchan y participan en los diferentes procesos en las distintas Universidades Públicas manteniendo presencia en las 7 provincias del país.

En Costa Rica la profundización del modelo neoliberal afianzado por la implementación del TLC con Estados Unidos coloca a la juventud en una posición determinante en el marco de la lucha por mejores condiciones de vida y de trabajo, tomando en cuenta que en la actualidad la juventud sigue siendo de los sectores más golpeados por la lógica del sistema.

Para los jóvenes que hoy sufren más de un 17% de desempleo lograr encontrar estabilidad laboral es prácticamente imposible, y más bien la lógica es la precarización de los puestos de trabajo donde el respeto a los salarios mínimos, los derechos sindicales y el acceso a planes de pensión quedaron únicamente para algunos sectores de generaciones pasadas.

El capitalismo es un sistema injusto desde sus entrañas, y por eso no es posible alcanzar que la situación de la juventud y de los sectores explotados y oprimidos de la sociedad se liberen dentro del orden actual, a pesar de que cada 4 años los partidos políticos de los empresarios y sus gobiernos de turno hablen de planes de desarrollo para la juventud, lo cierto es que no hay espacios de participación en donde la juventud pueda ser escuchada y decida también sobre su futuro y sus condiciones.

La batalla de la juventud hoy también se refleja en la cuestión ambiental, la lucha en ascenso contra la trasnacional Monsanto es la punta del iceberg cuando se encuentran también las empresas trasnacionales talando indiscriminadamente para el cultivo de piña, naranja y otros productos que vienen acompañados con la contaminación de los mantos acuíferos, la explotación minera o el desvío de ríos para la producción de energía en manos privadas; esa es la dinámica que se refleja a nivel mundial con el calentamiento global haciendo estragos y siendo una señal de que si el capitalismo sigue existiendo posiblemente el desequilibrio ambiental va a acabar con la vida en el planeta, incluyendo naturalmente al género humano.

Otro de los temas centrales por lo que es necesario la organización de la juventud es por la lucha de los derechos civiles de las minorías, en donde la lucha por la obtención de un Estado laico y sin concordato es lo que podrá permitir que se alcance las exigencias democráticas del ejercicio de las libertades sexuales y la obtención de igualdad para las parejas homosexuales y diversas, pero entendemos que eso solo sería un paso a nivel legal, ya que el Estado Capitalista con sus instituciones es opresor, discriminante y machista por lo que la lucha de los sectores oprimidos es una lucha también anti-capitalista, lucha en la que la juventud se encuentra en el centro resistiendo valientemente la violencia de género y los estigmas sociales.

Nosotros creemos en que la única forma cambiar nuestra realidad es levantando la bandera del socialismo y dedicando nuestro mejor y más profundo esfuerzo militante en la lucha directa por la destrucción del sistema capitalista y por eso participamos en la construcción de nuestra colateral de juventud para construir el Partido de los Trabajadores como una herramienta de organización de la lucha de todos los sectores que son explotados y oprimidos en esta sociedad.

Pero la lucha de la juventud debe ser internacionalista ya que debemos ver los problemas de la humanidad como algo mundial, si para muestra evidenciar que en este último periodo los jóvenes son el motor que impulsó el proceso revolucionario en Medio Oriente y África del Norte y por supuesto los procesos de resistencia ante la crisis económica europea, sumadas a las luchas por la educación en Chile, Argentina y demás países de Nuestra América, nos emplaza a luchar contra el imperialismo a escala mundial, y es por eso que precisamente reivindicamos y trabajamos cotidianamente para construir además de nuestro partido nacional, la Liga Internacional de los Trabajadores (CI) como una herramienta de lucha mundial contra el capitalismo.

Desde el MAS aseguramos que la batalla contra el capitalismo y el imperialismo en todas sus dimensiones debe tener siempre el elemento de unidad en la movilización de los sectores estudiantiles con los trabajadores, comprendemos que la lucha es larga y difícil, pero la única forma de darla de manera consecuente, es oponiendo a la unidad de los empresarios en el gobierno, la unidad de los sectores populares donde estudiantes, trabajadores y campesinos levantemos un programa clasista y socialista para enfrentar el sistema del hambre, la desigualdad y la destrucción del planeta.

Este año, es determinante para nosotros ya que al acercase el proceso electoral nacional, los empresarios con sus partidos políticos PLN, PAC, ML, etc., van a estar ofreciéndonos el cielo y la tierra y posiblemente intenten engañarnos tocando con su demagogia elementos centrales en nuestra palestra reivindicativa, pero desde el MAS creemos que es tiempo de debatir en las elecciones nuestros problemas pero desde una perspectiva distinta, la inscripción electoral a nivel nacional del Partido de los Trabajadores no permite ir a elecciones con un programa clasista y socialista con el fin de dialogar con nuestros compañeros sobre la necesidad construir nuestra propia organización política donde seamos nosotros los que definamos nuestro futuro, y no un candidato puesto en las papeletas por el empresariado que cada día nos lleva más cerca del despeñadero de la barbarie social.

En esta edición de Socialismo Hoy queremos hacer un llamado fraternal, a los cientos de compañeras y compañeros que constantemente luchan juntos a nosotros tanto en las universidades como en otros espacios, a discutir con nuestros militantes sobre nuestro programa y así se sumen a las filas de la izquierda revolucionaria y juntos asumamos la batalla por un mundo mejor lejos de las penurias que nos muestra cotidianamente el Capitalismo.