Movilicémonos contra los tarifazos de Solís y la ARESEP

sutel-comunicado

El nuevo gobierno de Solís viene implementando grandes aumentos tarifarios desde sus arranques. Pasajes de autobús, electricidad, gasolina y un cambio en el cobro de internet postpago serían los principales rubros de esta ofensiva sobre el nivel de vida del pueblo trabajador.

La tarifa que paga el país por los combustibles que utiliza ha venido incrementándose mucho más aceleradamente en los últimos meses. Tan solo en los primeros 5 meses del año ya ha subido un 15% en su precio y se habla de que el precio actual ha sido el más alto de los últimos 20 años.

En el caso de los autobuses el pasado 5 de Junio ya se aprobó un aumento en 134 rutas. La mayoría de empresas autobuseras lo tienen pendiente hasta que paguen deudas que tienen con tributación y la CCSS. Una vez resuelto es claro que se precipitaran muchos incrementos más.

Solo la electricidad aumentó cerca de 15% de Enero a Mayo y ya Solís prepara otro incremento de 15% para Julio.

Los tarifazos golpean duramente el bolsillo de la clase trabajadora pues no solo afectan una parte considerable de los gastos del pueblo trabajador en servicios, sino que también encarecen los otros bienes de la canasta básica. Actualmente incrementaron el costo de la vida (inflación) en un 4% para estos primeros 5 meses, cifra que era la meta del gobierno para todo el año.

Finalmente dicha política de tarifazos se complementa con un cambio en el cobro del internet en celulares, promovido por el ICE y la ARESEP. El cobro cambiaría el criterio actual de una tarifa fija por velocidad al cobro por descarga de información. Con esto el gobierno de Solís terminaría de privatizar por completo el internet, pues ahora cada persona solo podrá descargar la información que su bolsillo le permita y compartir la señal de internet se convertirá en algo impagable.

¿A qué responden los ataques?

Todos estos incrementos responden a una política del gobierno de descargar los costos de la crisis económica mundial y de instituciones como el ICE y RECOPE sobre el pueblo trabajador.

Los incrementos en la gasolina, por ejemplo, están vinculados al aumento en el precio del dólar, a la y a la falta de inversión de décadas que sufre RECOPE.

Lo primero dispara los precios que se pagan por el bien y lo segundo provoca que RECOPE tenga que importar combustibles completamente refinados que son mucho más costosos. Esto último en vistas de que la capacidad de refinamiento y almacenaje de combustible está obsoleta desde hace décadas y no se ha garantizado una inversión que la modernice.

En el caso del ICE tanto los aumentos en las tarifas como el cambio en el cobro de internet son tarifazos a los que las autoridades de la institución acuden para aliviar sus crisis. La crisis por un lado responde a un incremento en los costos, principalmente por la compra del combustible para generar energía y por el alto endeudamiento de la institución. Y por otro está vinculada a la rápida caída en las ganancias del ICE en el área de telecomunicaciones frente a CLARO y MOVISTAR en el marco de la apertura.

El gobierno de Solís es responsable

Si bien es cierto que los reguladores y demás personal jerárquico de ARESEP y SUTEL, fueron nombrados por el gobierno anterior y objetados por el PAC en la Asamblea Legislativa en su momento, el hecho es que hoy son los mismos directivos de RECOPE y el ICE, nombrados por Solís, quienes presionan por la ejecución de los tarifazos.

Además el mismo Consejo de Gobierno avaló la medida de la ARESEP en relación al internet postpago el 10 de Junio pasado.

Frente Amplio y dirigentes sindicales enmudecen

Ante este conjunto de ataques orquestados por el gobierno de Solís y sus autoridades en las instituciones autónomas, ni el Frente Amplio, ni las dirigencias sindicales han salido a enfrentar al gobierno. Mucho menos llamar al pueblo a movilizarse en su contra para frenar los tarifazos.

Esto resulta aún más inaceptable si se considera que dentro de la bancada del Frente Amplio se encuentran dirigentes sindicales del ICE como Jorge Arguedas.

La única muestra de oposición mostrada hasta ahora, han sido participaciones legislativas del diputado Frente Amplista Edgardo Araya, quien cuestionó la decisión de la ARESEP de cambiar el modelo de cobro, así como los jugosos aumentos salariales de un millón para sus jerarcas. Sin embargo, este no planteo nada más que una “investigación” sobre los miembros de la SUTEL y “los intereses a los que responden”, así como acciones legales para buscar contrarrestar la medida. En ningún momento sentó la responsabilidad del gobierno en esta oleada de alzas tarifarias.

Creemos que estas acciones no son suficientes para revertir este ataque sobre la clase trabajadora. En primer lugar porque dejan por fuera TODO el resto de tarifazos que son incluso más sensibles para el pueblo, en segundo porque no los concibe como lo que realmente son: una política continuista y antipopular de este gobierno. Finalmente porque no plantea ninguna medida de presión contra el gobierno, que es el principal responsable de los tarifazos, ni tampoco sobre la ARESEP.

Bajo este criterio no se justifica que el Frente Amplio denuncie a la ARESEP y deje intacto al gobierno pues ambos son corresponsables.

Vamos este 1 de Julio a protestar a las audiencias de ARESEP

La única posibilidad real que tiene el pueblo trabajador para frenar esta ola de tarifazos es tener claridad sobre la responsabilidad del gobierno de Solís en la misma y organizarse desde cada centro de trabajo y comunidad para luchar hasta lograr revertirla.

Por eso invitamos a todo el pueblo costarricense a acompañarnos el próximo 1 de Julio a las diversas audiencias a nivel nacional sobre el cobro de internet en ARESEP, para protestar contra la medida y contra TODOS los tarifazos del gobierno.

Como Partido de los Trabajadores exigimos derogación de los aumentos en gasolina, pasajes de autobús y recibos de luz aprobados por la ARESEP este año, así como la suspensión de los aumentos planeados para los próximos días. También demandamos la suspensión del cambio de modalidad en el cobro de internet pospago. Exigimos la renuncia de Dennis Meléndez Regulador General y de todo el Consejo Directivo de SUTEL por legislar en contra del pueblo trabajador. Demandamos al gobierno de Solís que le pida la renuncia a ambos.

También reiteramos el llamado que le hicimos al Frente Amplio en el marco de la huelga magisterial para que rompa sus pactos legislativos con el gobierno y ponga el peso de su bancada y su simpatía electoral al servicio de la movilización en contra del gobierno.

• Por la reversión de los aumentos y el congelamiento inmediato de las tarifas en los servicios públicos
• Por la anulación de los aumentos salariales millonarios en ARESEP
• Exijamos la renuncia del Regulador General Dennis Meléndez y del Consejo Directivo de Sutel