Mientras Araya, Piza y Guevara no saben cuánto cuesta el arroz, 400 mil costarricenses no tienen que comer y 8% padece de subalimentación

• Las políticas de los partidos de empresarios han sumergido en la pobreza extrema a miles de costarricenses.
• Mientras los candidatos de los empresarios ignoran el verdadero peso del costo de la vida, los trabajadores exigimos un aumento salarial de emergencia.

 

piza-araya-arroz

 

Mientras que algunos candidatos a la presidencia ignoran el costo de algunos productos de la canasta básica y viven en un mundo donde los “casados” todavía valen 1000 colones ; la verdadera cara de la moneda es que en Costa Rica 400 mil personas no tienen qué comer , y cerca de 350 mil (8.2% de la población) se encuentran “subalimentados” lo que quiere decir que no consumen lo suficientes alimentos que permitan su buen desarrollo, este problema está vinculado con la disponibilidad de alimentos y su consumo.

 

A pesar de que no existe a nivel mundial escases de alimentos, por el contrario el volumen de las producciones están en continuo aumento, la realidad es que a las personas se les dificulta cada día más poder acceder a los alimentos.

El gran responsable de que no podamos acceder a los alimentos es el sistema capitalista en que vivimos, sistema que aumenta las brechas de desigualdad económica y social. Pero la responsabilidad del hambre es compartida con los partidos y gobiernos tradicionales que han defendido los programas y políticas que benefician únicamente a los grandes empresarios.

Ante esta situación y en el marco electoral es desconcertante ver que ninguna propuesta de los partidos de empresarios ni aún el FA enfrentan el centro del problema, ya que ninguno de ellos están dispuestos a romper con los TLC´S ni a luchar por mejores salarios o por una reforma agraria.

En la entrevista realizada a algunos candidatos a la presidencia por un medio de comunicación del país, deja muy claro que estas personas no pertenecen a la clase trabajadora, ellos no sufren del desempleo, de las maniobras que realizamos los trabajadores para extender el bajo salario para llegar a final del mes, no saben el gran impacto que tiene los “tarifasos” y el alza de la canasta básica en nuestra economía. Para ellos los burgueses las condición de pobreza y lo que conlleva este problema solo son datos en el papel, en los hechos no lo entienden porque son ajenos a la realidad que enfrenta el pueblo.

Desde el partido de los Trabajadores proponemos que para eliminar el hambre se debe comenzar con una reforma agraria, donde se repartan extensiones de tierra estatal para la siembra de granos básicos y de cultivos estratégicos, garantizando la soberanía y seguridad alimentaria; romper con los TLC´S para apoyar a los nuestros productores defendiéndolos de las grandes importaciones; apoyo del estado al fortalecimiento de la agrocadena (producción- industria-comercialización) de los pequeños productores defendiendo e invirtiendo en instituciones como el CNP.

Para enfrentar el costo de la vida debe haber un aumento en los salarios y fijar los precios de la canasta básica y de servicios básicos. Es necesario contar con una economía planificada que trabaje al servicio de las necesidades del pueblo y no al de las transnacionales.

¡Aumento salarial de emergencia de 10% y congelamiento en las tarifas de luz y autobuses!
¡Que se eleven los Salarios mínimos y se fijen de acuerdo a una nueva canasta alimentaria y de servicios definida por los trabajadores!
¡Congelamiento de precios de la canasta básica, y los servicios!
¡Por una reforma agraria que reparta la tierra del negocio agroexportador entre los pequeños productores y campesinos sin tierra!
¡Que esta tierra sea puesta a producir bajo un plan agrícola para suplir las necesidades alimenticias del pueblo trabajador a bajo costo!
¡Que el CNP y el MAG garanticen, con la fiscalización de los productores y trabajadores, la asistencia técnica, de distribución y comercialización para la realización de este plan!
¡Para defender y resucitar nuestra pequeña producción agrícola rompamos con el TLC!