Los resultados del PT en las elecciones son una victoria para la clase trabajadora

PT elecciones 02 febrero 14. Viviana Porras.10Con alrededor del 90% de las mesas contabilizadas, en las pasadas elecciones presidenciales y legislativas el Partido de los Trabajadores de momento contabiliza 4609 votos a la presidencia y 10723 votos para la Asamblea Legislativa. Desde el Partido de los Trabajadores consideramos que este es un importante triunfo para la clase trabajadora, y un gran triunfo para la izquierda revolucionaria. 

Cabe señalar que aunque el promedio de votos fue de 0.25% para la presidencia y 0.63% para diputados existen distritos donde los porcentajes fueron superiores. Algunos ejemplos en las votaciones para diputados son el distrito Hospital del Cantón Central de San José, donde se encuentra Barrio Cuba, comunidad en la que el PT ha iniciado un proceso de organización barrial junto con nuestro camarada y dirigente de la comunidad Gilbert Solano, obtuvimos el 1.30%. En la misma provincia, en los Guido de Desamparados obtuvimos 1.36% de los votos.

En el distrito de San Francisco del Cantón central de la Provincia de Heredia, donde se encuentra la comunidad de Guararí, lugar en que hemos iniciado un proceso de construcción del Partido, muy vinculado al tema de los derechos laborales obtuvimos el 1.16% de los votos.

En el distrito de San Antonio del Cantón Central de Alajuela donde se encuentran los barrios de Villa Bonita y Montecillos, donde el partido ha dedicado fuertes esfuerzos en la denuncia de los despidos masivos, e irrespeto de los derechos laborales de la empresa Coopemontecillos, obtuvimos el 0.94% de los votos. En la misma provincia, en el distrito de Los Chiles, cantón del mismo nombre se encuentra la comunidad de Medio Queso, que recientemente, con el acompañamiento del PT, obtuvo una importante victoria en la lucha por la tierra logrando la expropiación de la finca. En este distrito obtuvimos el excelente resultado de 3.03%.

En la provincia de Limón, en el distrito bananero de Cariarí, cantón de Pococí, obtuvimos el 2.37% de los votos. En la misma provincia, en el distrito de Valle la Estrella del cantón de Limón, a donde pertenece el dirigente de izquierda Luis Calderón, quien recientemente ingresó a nuestras filas, obtuvimos el 1.42% de los votos.

Por último en el distrito de Manzanillo, del cantón central de la Provincia de Puntarenas, donde vive nuestro compañero Freddy Rodríguez, dirigente del sindicato de pescadores y militante de izquierda de larga trayectoria obtuvimos el gran resultado de 6.71% de los votos.

Estos resultados obtenidos en algunos distritos en particular, y el conjunto de los votos son una gran victoria para el Partido de los Trabajadores, quien por primera vez participó de unas elecciones, donde empezamos sin ser conocidos y terminamos siendo conocidos por alrededor del 30% de la población.

Es una victoria porque estos votos fueron hacia un claro programa clasista y socialista, que planteó la necesidad de luchar por mejores condiciones salariales para la clase trabajadora, romper la dictadura en que vive la clase obrera en el sector privado y conquistar el derecho a la organización sindical. Un programa que planteó la necesidad de luchar por los derechos de la mujer trabajadora, romper los tratados de libre comercio, que la crisis fiscal la paguen los ricos, y que todo esto sólo se puede conquistar mediante la organización y lucha de los trabajadores y campesinos.

Estos resultados son de especial importancia porque se obtienen en el marco del ascenso del Frente Amplio, en quienes muchos ven un partido de izquierda, pero que realmente presentó un programa que no rompía con los intereses de los empresarios del país, no defendía los intereses de la clase trabajadora, y aseguraba continuar implementando la agenda neoliberal (TLCs, IVA, beneficios para zonas francas, etc.)

La última vez que una propuesta revolucionaria se presentó a elecciones fue en el 2006, con la participación de Izquierda Unida, que era una coalición de 4 agrupaciones políticas lideradas por Vanguardia Popular. En esa ocasión obtuvieron 2291 votos para la presidencia (0.14%), y 5744 para diputados (0.36%). Hoy, ocho años después, el Partido de los Trabajadores, no solo logró su inscripción a escala nacional, lo que ya en sí mismo representaba un triunfo, sino que además, casi duplicó la cantidad de votos obtenidos en el 2006. En ese sentido nuestros resultados electorales son una victoria, porque vuelve a aparecer en la arena electoral una propuesta claramente clasista y socialista, que empieza a tener un arraigo en sectores de los trabajadores más empobrecidos, y que se presenta como una fuerza de izquierda en un claro ascenso.

En este marco queremos agradecer a todos los trabajadores que votaron por el Partido de los Trabajadores, y que vieron en nosotros a la única organización con una propuesta clara de lucha por el beneficio de la clase obrera. Queremos además decirles a todos ellos que las puertas de nuestro partido están abiertas, y queremos que entren a nuestro partido para seguir fortaleciendo la organización y lucha de los trabajadores.

En el PT encontrarán un partido democrático, donde las decisiones son tomadas por la mayoría, y los dirigentes y figuras públicas se someten a ellas. Somos un partido que cree que los intereses de los trabajadores son los mismos en todo el mundo, y por eso reivindicamos los derechos los trabajadores nicaragüenses, y pertenecemos a un partido obrero internacional, la Liga Internacional de los Trabajadores. Somos un partido cuyo objetivo central no son las elecciones, sino promover y fortalecer las luchas cotidianas de los trabajadores y los campesinos, como lo ha sido la lucha por la tierra en Medio Queso, somos un partido que cree firmemente que la única forma de que la vida de nosotros los trabajadores cambie es si nos organizamos para luchar y mediante esta lucha conquistar el poder y construir un gobierno de los trabajadores, para que de esta forma seamos por fin los dueños de nuestro propio destino. Por eso reiteramos el llamado a sumarse a nuestras filas, y seguir fortaleciendo y construyendo el único partido que esta incondicionalmente con la clase obrera.