Las varas como son… Agosto 2014

¡Ni derecho de ir al baño en paz!

Recientemente algunos trabajadores de Pipasa denunciaron que la empresa se ha dado la política de no dejarlos ir al baño durante las primeras horas de su trabajo. Según lo que los supervisores les dijeron a los trabajadores esto “se encuentra en el código de trabajo”.

Lo cierto es que al igual que esta empresa en una gran cantidad de centros de trabajo limitan el derecho de ir al baño, imponiendo minutos contados, o solo dejando a los trabajadores ir en los recesos.

Así la empresa “aumenta su productividad” y se ahorra unos centavos, a costas de la salud de los trabajadores. Incluso en algunos call centers, maquilas y fábricas hay trabajadores amonestados por simplemente satisfacer esta necesidad tan básica. ¡Hasta para ir al baño en paz necesitamos organizarnos!

¡Les salió cara la persecución sindical!

La semana pasada a la empresa CESMAG (de buses de Curridabat) le decomisaron un bus, como pago de salarios caídos a un trabajador que fue despedido hace 9 años. Este fue despedido por organizar un sindicato para defender sus derechos laborales, como le ha pasado a muchos trabajadores de otras empresas.

Lo cierto es que a esta empresa le salió cara la persecución. Tienen que pagar 9 años y 2 meses de salarios caídos solamente por no permitir que los trabajadores defiendan sus derechos más elementales. Este es un importante precedente, y nos alegra que este tribunal haya hecho justicia.

Sin embargo, ¿Cómo es posible que un trabajador tenga que esperar 9 años para que se haga justicia por algo tan básico y evidente? ¿Cómo es posible que un juicio laboral dure tanto tiempo? De hecho, al igual que este trabajador hay otros despidos por persecución sindical a lo largo del país que deben ser resueltos.

Los trabajadores debemos organizarnos para presionar a los tribunales, para que se haga justicia a tiempo en los juicios contra las empresas que violan nuestros derechos.