Hospital de Puntarenas: Exigimos transparencia en costos y fechas

 hospital-Puntarenas

Tras el sismo ocurrido en 2012, el Hospital Monseñor Sanabria -que en los últimos años habría presentado una condición de deterioro y vulnerabilidad en su infraestructura- colapsó.

Los daños se reflejan claramente en la demolición de siete de los nueve pisos donde se brindaba servicios clínicos y de hospitalización, reduciendo la capacidad de atención a un mínimo. Esto fue calificado por las autoridades del centro hospitalario como “aceptables”.

Los usuarios de 12 centros salud de la región son referidos a este hospital, y enfrentan espacios saturados que agudiza en los servicios de apoyo (laboratorios clínicos, ultrasonidos, mamografías despacho de medicamentos, entre otros servicios) y atención de emergencias.

La situación actual es grave en este centro, y empeora la crisis generalizada de la Caja en la calidad de los servicios para Puntarenas.

Las autoridades de la Caja han planteado una alternativa de construir el nuevo hospital de Puntarenas en 15 hectáreas donadas por el CNP, en Barranca. Asimismo, se realizará una inversión cercana a 130 millones de dólares, de un préstamo aprobado por el BCIE, ejecutados en un plazo de tres años.

El proyecto contempla cuatro etapas para construcción del centro hospitalario, y funcionará como Hospital Regional que brindará atención a la región Pacífico Central y Chorotega.

Vacíos y falta de información

Sin embargo, existen vacíos importantes que generan inseguridades y preocupaciones al pueblo puntarenense sobre la materialización del proyecto, pues no existe claridad en la conclusión de cada etapa (planificación, diseño, contratación y ejecución).

La única “garantía” que han brindado las autoridades de la Caja, es la posible concreción de un 20% de obra gris para el 2018 “si no se presentan retrasos”.

Más preocupante son las estimaciones de las autoridades, según las cuales “pueden variar en el monto de la inversión, los plazos de ejecución y fecha de entrada en operación, conforme avance la formulación y ejecución del proyecto”.

Ante la necesidad de construcción del nuevo hospital de Puntarenas, desde el PT nos sumamos a la lucha y hacemos un llamado de los sectores sociales y agrupaciones en las distintas comunidades, a exigir transparencia y que sean los usuarios quienes fiscalicen el proyecto y avance de las obras.

Demandamos junto a las comunidades declarar la situación del Hospital de Puntarenas emergencia nacional y el pronto inicio de la construcción del nuevo centro médico.