Gobierno y empresarios imponen aumento salarial de 0%

Recién se votó un nulo aumento salarial en el Consejo Nacional de Salarios. Entre los votos del gobierno y las cámaras empresariales, y sin mayor protesta de los sindicatos, se impone otro duro ataque a la clase trabajadora.

El día de ayer el gobierno y las cámaras patronales votaron juntos por un ridículo aumento de 940 colones por cada 100 mil del salario de los trabajadores. Es decir por un 0,94% de aumento.

Sumado al aumento definido para el primer semestre el total será de un 3%, equivalente a 3000 mil colones más por cada 100 mil, que tendrán que bastar para que las familias trabajadoras enfrenten los efectos de la creciente crisis económica para este 2015.

Esta votación, que hoy el gobierno y los empresarios quieren hacer pasar por aumento, es lo que  concluye de la aplicación de la tramposa fórmula aplicada en el Consejo Nacional de Salarios.

Una fórmula que disfraza el aumento de los bienes y servicios de los que depende la clase trabajadora mediante un engañoso indicador como la inflación que incluye decenas de productos a los que esta no tiene acceso. Que no contempla el empobrecimiento generalizado de cientos de miles de familias debido al alto desempleo, a la pérdida de trabajos con seguro y salario mínimo y al alto endeudamiento.

Una vez más la excusa de empresarios y gobierno es la de resguardar los empleos que según ellos, se verían aún más afectados de cara a verdaderos aumentos salariales. Lo que no dicen, sin embargo, es que el desempleo se ha seguido disparando a pesar de su política de mantener los salarios a la baja.

Lo que realmente se encuentra detrás de este miserable aumento está a la vista de todos los trabajadores. Se trata de mantener las multimillonarias ganancias de los capitalistas en media crisis económica, a costa de mantener rebajado el salario de los trabajadores.

Este mismo principio es el que vale para el gobierno de Solís,  a la hora de tolerar los masivos despidos, los aumentos de jornada extenuantes y la sistemática violación de derechos laborales que los empresarios imponen a los trabajadores.

Malos aumentos: solo el comienzo

Actualmente la Alianza PLN-PUSC y el gobierno de Solís se encuentran negociando una agenda mucho más agresiva de ataques contra los trabajadores del sector privado de cara al recrudecimiento de la crisis económica en el país.

A parte de la completa tolerancia al abuso patronal, hoy ambas fuerzas discuten la implementación de proyectos como el de ‘’Educación Dual’’ que impone modalidades de trabajo  no pago, endulzado con promesas de empleo, a los estudiantes de secundaria en empresas.

Esto junto a proyectos de reforma en las jornadas laborales como la Jornada Anualizada y la 4×3 que imponen cambios orientados a adaptar la vida del trabajador a la necesidad del empresariado de contratar lo menos posible y sacar el mayor provecho por el salario más bajo posible de su planilla actual.

Frente Amplio y dirigencias sindicales se callan la boca

El Frente Amplio y la ANEP se encuentran conformando un ‘’frente anti neoliberal’’ contra la amenaza que viene de la derecha neoliberal (Alianza PLN-PUSC); sin embargo, su silencio frente a este golpe que proviene del gobierno de Solís, desnuda una vez más que su política de alertar solamente sobre uno de los dos males, termina dejándole  el camino libre al otro.

Desde el Partido de los Trabajadores no nos cansamos de denunciar que más allá de sus diferencias, el gobierno PAC y la Alianza PLN-PUSC están pactando una de los peores combos antipopulares de las últimas décadas con el objeto de hacer pagar al pueblo todas las consecuencias de la crisis y de salvaguardar las grandes ganancias de los empresarios.

Esta es la razón por la cual creemos que esta política de ‘’Frente Anti neoliberal’’ solo termina encubriendo los ataques del gobierno y desarmando al pueblo para luchar contra el pacto entre este y la Alianza.

Hoy reiteramos nuestra exigencia al Frente Amplio de romper todas sus alianzas con este gobierno  y encabezar una verdadera lucha callejera contra todos sus ataques. A las dirigencia sindicales también les reiteramos el llamado a cesar cualquier intentona de diálogo con Solís. La negociación del sector público está a la vuelta de la esquina y solo promete más de lo mismo.  Ya es hora de romper con el Consejo Nacional de Salarios y sus fórmulas tramposas.

Los trabajadores, públicos y privados, solo obtendremos verdaderos aumentos mediante la unión y la movilización y no con diálogos con este gobierno

Un plan de la clase trabajadora contra el costo de la vida y el desempleo

Desde el Partido de los Trabajadores defendemos la necesidad de un plan de los trabajadores y sus organizaciones, independiente del gobierno y de la Alianza PLN-PUSC. Un plan que busque salvar a los trabajadores y sus familias de la crisis y no buscar la forma de mantenerle los negocios al empresariado en medio de la misma.

Le proponemos al Frente Amplio y las dirigencias sindicales romper ya con el Consejo Nacional de Salarios e impulsar una movilización conjunta a Casa Presidencial para exigir un aumento salarial extraordinario no menor a 10% válido para todas las categorías salariales y no solo para los trabajadores que ganan el mínimo.

Junto a esto creemos que es esencial luchar por medidas que combatan de verdad el desempleo. En el sector privado urge luchar por una reducción de la jornada laboral a 40 Horas sin reducción de salario para repartir el trabajo necesario entre más personas.