Geanina Ramírez, diregente estudiantil UTN

Hoy los jóvenes afrontamos una realidad más dura y difícil que la que se enfrentaron nuestros padres. Hay que ser concientes que el futuro que nos espera, y sobre todo a los jóvenes universitarios, está más cerca de la clase trabajadora que de los empresarios, no como lo quiere hacer ver liberación nacional.

Esa situación no nos la inventamos, sino que son las estadísticas las que lo señalan. Por ejemplo, más de 200 mil jóvenes no tienen acceso a la educación o al trabajo. O donde hoy hay más de 10 mil profesionales sin trabajo.

Esa es la situación que tenemos los jóvenes, y ante ella es que tenemos que organizarnos. En este sistema capitalista, no tenemos salida. Los demás partidos políticos no nos presentan ninguna.

Desde el partido de los trabajadores, creemos que los jóvenes tenemos que involucrarnos enla creación de sindicatos en el sector privado. Porque ahí es donde vamos a trabajar en un futuro y hay que luchar contra esa dictadura en este sector, que no nos permite organizarnos, que no nos permite luchar por mejores condiciones.

Tenemos que romper con los TLC’s para plantearnos políticas de desarrollo que nos lleven a mejores condiciones laborales para todos. También hay que velar por la situación de la mujer trabajadora, pues en este momento es un reto ser mujer y ser trabajadora; pues deberían dárseles condiciones como guarderías, o eliminar la doble jornada o el subempleo.

Sólo un partido independiente de la burguesía, un partido que represente los intereses de los trabajadores puede levantar este programa. Y este es el partido que le ofrece un futuro a la juventud. Porque nuestro futuro es más cercano y está íntimamente ligado a las condiciones de la clase trabajadora, y no a los intereses de los empresarios.