Freddy Gerardo Rodríguez Cordero: El PT es el único partido que llama a la unidad de la izquierda costarricense

freddySu voz firme y verbo claro no deja nada para dudas. Sus años de militancia en la izquierda, sus luchas por la clase trabajadora y su participación política, muestran el camino para las nuevas generaciones de militantes revolucionarios.

Sus palabras sencillas y directas denotan una vida al servicio de las luchas sociales, son más de cuatro décadas al servicio de la clase trabajadora, cuatro décadas donde ha visto victorias políticas, derrotas duras, divisiones mortales y un sin fin momentos de todos los colores posibles. Freddy Gerardo Rodríguez encabeza la papeleta del Partido de los Trabajadores en la provincia de Puntarenas.

Rodríguez es un dirigente sindical del sector de pescadores artesanales que enfrenta cotidianamente a los grandes barcos pesqueros, ha presentado recursos de amparo, ha organizado a los pescadores para que puedan defender sus derechos y hoy continúa con su lucha porque los pescadores artesanales tengan mejores condiciones de vida.

La vida política del señor Rodríguez inició hace 41, en 1972, cuando en las bananeras de Sarapiquí, mientras se discutía el cantonato de esa región. “Ahí inicié en Vanguardia Popular luchando por los derechos de los trabajadores bananeros. En 1978 fui regidor suplente del recién creado cantón” puntualizó.

Las luchas obreras en las bananeras solo fueron el principio de la aparición política de Freddy quien recuerda que “me quedé en Vanguardia hasta la división de los años ochentas. El Partido se dividió, por un lado se fue el sector de Arnoldo Ferreto y Humberto Vargas y por otro el de Manuel Mora, yo me quedé con el de Manuel. De ahí para acá desaparecí, iba a votar, trabajaba con agricultores, siempre votaba pero nada más. Después me fui a Guápiles ahí con una abogada puse una oficina y me dediqué a la litigancia. Pero jamás dejé de creer en la posibilidad de un proyecto socialista, siempre he creído que se puede realizar.

Para Freddy los años ochentas y noventas fueron duros, porque “hubo mucha infiltración de la burguesía a nuestro movimiento, la burguesía y algunas personas dieron al traste con todo”.

Don Freddy también recuerda con nostalgia cuando formó parte del grupo Juanito Mora, un conjunto de costarricenses que se fueron a luchar a Nicaragua en favor de la revolución centroamericana. “Ahí me tocó empuñar las armas” comentó.

SH: ¿Cómo llega usted a Puntarenas?

FGR: Puntarenas es mi tierra natal, después de haber salido y durar 30 años fuera de ella volví como hijo pródigo, primero me fui a Caldera, después aquí a Costa de Pájaros.

SH: ¿Cuál fue su primera experiencia con los pescadores?

FGR: Empecé viendo la situación de los pescadores, vi como los explotaban, como la exoneración de los combustibles que debe ser de 204 pero aveces solo le pagan sesenta por la exoneración. Después los intermediarios también hacen su negocio hoy pueden parle por el kilo de corvina 2000 colones y mañana 1600, es así el pescador no puede hacer nada, por eso era necesario que se unieran.

El problema de los pescadores artesanales es un problema nacional producto de un estado sin control, por eso es que presentamos un amparo contra los grandes camaroneros, porque es necesario que se dé un proceso de explotación sostenible del recurso marítimo. Si eso no se da aquí no hay futuro para el pescador artesanal.

Vi como los camaroneros no quieren tener una explotación sostenible del recurso pesquero. Nosotros quisimos reunirnos con ellos conversar, pero nos dijeron que nosotros no éramos nadie para decirles cómo debían llevar su negocio. Hay alrededor de 16500 pescadores artesanales que no tienen otra forma de ganarse la vida. Y es que aquí no hay otras fuentes de empleo, la gente no tiene como mejorar sus condiciones de vida, por eso el pescador agarra su producto y lo vende al precio que le den, el pescador no tiene el derecho de escoger cuanto le van a pagar, el intermediario es el que lo decide, aquí no existe un centro de acopio del recurso pesquero, el pescador no tiene otra opción. Por eso es que creamos el sindicato, fíjese en menos de 3 años pasamos de tener una afiliación de 23 a 186 hoy día. Es necesario que los pescadores estén unidos para que puedan defenderse.

SH: ¿Cómo conoció al Partido de los Trabajadores?

FGR: Primero había leído un periódico y me di cuenta que era una organización que reivindicaba los derechos de los trabajadores, además era el único partido político que me ofrecía una mejor condición para militar permanentemente. Después yo conocía desde hace muchos años a Héctor Monestel, me lo encontré en una manifestación en el Foro de Occidente, allí llegamos tres compañeros, pocos pero nos sumamos a la lucha. Nos reunimos y discutimos en qué consistía el proyecto político y me di cuenta que era donde debía estar, y aquí estoy.

SH: Para finalizar, ¿qué les dice a sus ex compañeros de Vanguardia Popular que andan hoy por todo el país sin partido sobre el Partido de los Trabajadores?

FGR: El Partido de los Trabajadores es el único partido organizado como se organizaba Vanguardia, con células que se reúnen permanentemente, lo único diferente es que aquí hay lo que se llaman zonales en Vanguardia les decíamos regionales, pero el PT se organiza para la militancia permanente y no solo para elecciones. El PT es el único partido que llama a la unidad de la izquierda costarricense si no se ha dado es por responsabilidad de otros. Por eso es que estoy aquí militando con el Partido de los Trabajadores.