En actos del 8 Marzo, mujeres denuncian violencia obstétrica en Hospital de Alajuela

hospital-alaj

*Reportaje especial por Jaylin Bans

El Partido de los Trabajadores conmemoró el Día Internacional de la mujer trabajadora con una serie de foros en varios puntos del país. En ellos las compañeras de Lucha Mujer – colateral del partido- expusieron la realidad de la mujer trabajadora y el rol del gobierno como explotador y opresor contra las mujeres.

En el foro realizado en la comunidad de Pacto del Jocote, Alajuela; la joven trabajadora y estudiante Ma. José Saborío nos relató cómo fue víctima de la violencia obstétrica el año pasado.

María José sufría un embarazo embrionario y fue hospitalizada para practicarale un legrado, pero tuvo que esperar durante 7 días pues no había ni personal ni quirófanos para que ella fuese tratada.

Tenía alrededor de 5 semanas de embarazo cuando le diagnosticaron un embarazo embrionario, y junto a su esposo Luis Astorga enfrentaron la noticia con mucho dolor pues ser padres les ilusionaba.

Esta dura noticia fue solo el inicio de su sufrimiento, pues el dolor emocional se conjugaba con el terrible dolor físico que sufrió durante 7 días internada en el hospital de Alajuela esperando ser atendida. Durante su estancia en el hospital el personal la atacaba diciéndole “que aguantara el dolor, pues nadie la mandaba de andar comportándose de esa manera”.

Ahí conoció a varias mujeres jóvenes que eran tratadas de igual o peor manera por las enfermeras, insultándolas y diciéndoles “alborotas y calenturientas”.

Asimismo, conoció el caso de otra joven con 3 meses de embarazo, la cual cargó con el feto muerto durante un mes. Igualmente no había personal ni infraestructura para practicarle un legrado, poniendo en riesgo de muerte la vida de esta joven por una infección.

Desde el Partido de los Trabajadores nos parece inaceptable este tipo de situaciones, pues las mujeres trabajadoras arriesgan su vida por infecciones y complicaciones mientras esperan por servicios de salud.

La crisis actual de la CCSS afecta principalmente a las mujeres obreras, pues los principales recortes se hacen en servicios de ginecología y obstetricia; generando listas de espera sobrepasan las 13 mil mujeres. Esas miles de mujeres tienen un alto riesgo de sufrir de alguna enfermedad terminal.

En el Hospital de Alajuela por ejemplo, este recorte de presupuesto se refleja en la disminución del personal de ginecología, donde solo hay 6 especialistas para atender a miles de mujeres.

El gobierno es el principal responsable desfinanciamiento de la CCSS, pues no sólo sigue aplicando recortes en los servicios de salud sino que permite la evasión de las grandes empresas y mantiene la deuda histórica del estado a la Caja.

Desde el Partido de los trabajadores nos unimos al dolor de estas mujeres y denunciamos son las mujeres las que sufren más los recortes y el plan de ajuste del gobierno. A la falta de especialistas, se suman las ideologías machistas que generan los maltratos e insultos en los centros de salud.

Exigimos mayor presupuesto para los servicios de salud, que se traduzcan en más especialistas para obstetricia y ginecología. Además, exigimos que los servicios de salud sean fiscalizados por organizaciones de trabajadores y comités de usuarios, a fin de garantizar el mejor servicio e inversión de los fondos según las necesidades de la población.

Invitamos a todas las mujeres y hombres de la clase trabajadora a organizarnos y luchar por servicios de salud de calidad, en contra de todos los recortes que nos afectan.