El Plan de Consolidación Fiscal le pasa la factura de la crisis a los trabajadores

  • El Plan de Consolidación Fiscal: paquetazo fortalecido de recortes al gasto social, salario de los empleados públicos e impuestazo al pueblo trabajador

 

plan contension

El país viene desmejorando la recauda ción fiscal por la crisis económica, la evidencia mas reciente fue la discusión del presupuesto del 2014 el cual sufrió recortes a causa debido de que se recogieron menos impuestos, ante este problema ya organismos internacionales y los bancos a través de las calificadoras riesgo han bajado la nota, generando una mayor presión para realizar ajustes económicos.

Por lo que en octubre el Ministerio de Hacienda presentó un nuevo plan de contingencia fiscal, el cual planea recaudar un 3.5% del PIB en 5 años, y poder disminuir el déficit fiscal. La propuesta se enfoca en 4 pilares: el fortalecimiento de la gobernabilidad, contención del gasto público, mejoras en la administración tributaria y estrategias de financiamiento, y de ejecución de inversión pública.

¿De dónde sale el 3,5% del PIB que se pretende recaudar?

Si bien este nuevo plan introduce el tema de cobrar nuevos tributos y realizar aumentos al impuesto de la renta, con el fin de que las personas tributen según sus ingresos, este rubro solamente recaudaría un 0.31% de la meta.

En los hechos la gran partida de la recaudación saldría de reducirle 1% a la educación y un 1.11% por reducciones al presupuesto de la CCSS y FODESAF, de incrementos en la contribución y aumento de la edad de retiro de las pensiones, y por congelamientos de plazas.

Como si no fuera suficiente este plan plantea convertir el Impuesto General de Ventas en Impuesto de Valor Agregado, que en los hechos es gravar de impuestos a toda la cadena productiva, con lo cual aumentaría el costo de la canasta básica e insumos y representaría también un aumento en los servicios.

A pesar de que los mayores perjudicados con el plan son los sectores populares por los recortes a los gastos públicos, los candidatos presidenciales han manifestado estar a favor de la transformación del IVA, y estar en contra de nuevos tributos como el agravamiento a la salud y educación privada, y de los aumentos en los impuestos, nuevamente tomando la posición de proteger a los grandes empresarios.

Desde el PT estamos en contra de este plan, porque le pasa la factura al pueblo trabajador, de un déficit fiscal que ha sido crónico desde los años ochentas en el país y es causado por exoneraciones fiscales, TLC`S y evasiones fiscales. No se debe conceder en nada, porque a diferencia de los demás partidos burgueses para nosotros el origen de la crisis no es culpa de los trabajadores.

Estamos en contra de que el déficit fiscal, sea utilizado como la excusa del gobierno para no brindar el 8% a la educación definido vía constitucional y mucho menos aprovecharse para introducir evaluaciones al gasto educativo, atacar las pensiones, aumentar el costo de canasta básica y de los servicios.

De igual forma estamos en contra del congelamiento de plazas, de los recortes a los aportes del estado a la CCSS y FODESAF debido a que es un golpe para las familias trabajadoras que son los que más utilizan y se benefician de estos servicios.

Este plan de contingencia fiscal continua cobrándole la mayor parte de la crisis fiscal a la clase trabajadora y sigue privilegiando a los grandes empresarios quienes son los principales responsables de que se profundizara el problema.

Para nosotros la salida al déficit fiscal pasa por:

• Una reforma fiscal progresiva que haga que los que más tienen sean los que más paguen.

• Que grave impuestos a las Zonas Francas que se aprovechan de los recursos de nuestro país.

• Que se suspendan los pagos de la deuda y se haga una auditoría, con participación de representantes del pueblo trabajador. Que esta determine cuánto de esta le corresponde a instituciones del estado y cuanto a los banqueros y capitalistas, para así determinar qué y a quien se le paga.

• Que el dinero que recupere el estado mediante esta suspensión se invierta en un plan de obras públicas e inversión social estatal que genere empleo, que resuelva la crisis de inversión en las carreteras, la CCSS y la educación y que le permita al estado volver a financiar todos los servicios concesionados luego de su re estatización.

• Ruptura inmediata con tratados de Libre comercio, generando un aumento en la recaudación de ingresos.

• Fiscalización de la clase trabajadora de los recursos del Estado.