¿Conciliación de clases o lucha por la libertad sindical?

Debate con el FA en torno a cual política y plan de gobierno defiende verdaderamente los derechos de los trabajadores

120301 costa rica movilizacion sindicatosUno de los principales debates que ha cruzado la campaña electoral está relacionado con las condiciones de vida del pueblo costarricense. Desde el Partido de los Trabajadores hemos insistido que los derechos de los trabajadores, a la salud, la educación, al trabajo y a condiciones laborales dignas, entre otros, pasan por la organización independiente de los trabajadores para que nos podamos defender frente a los intereses de los patrones. Ya que los patrones atropellan nuestros derechos para aumentar sus ganancias.

El Frente Amplio (FA) se plantea como un partido del pueblo y en favor de defender los intereses de la mayoría de la población. Pero deja de lado lo más importante: que los trabajadores nos organicemos por nuestros intereses por nuestra propia cuenta.

La política de Frente Amplio: confianza en los patrones

El FA en su programa establece que su prioridad es la justicia laboral y en este marco la protección de los derechos de los trabajadores. La propuesta central en su programa es aprobar una serie de leyes que agilicen los trámites y promuevan castigos para los empresarios cuando incumplan derechos. En esencia su propuesta es la de “Recuperar la rectoría del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) en la definición de la política social y laboral del país” (Plan de Gobierno 2014-2018 del Frente Amplio).

Esta propuesta no contempla que el MTSS es parte del gobierno. Como ya “Chema” lo ha dejado claro “el Frente Amplio se compromete a impulsar un gobierno de diálogo, diálogo social con todos los sectores sociales y productivos.” (entrevista con la UCCAEP). Lo que no dice, es que las clases con intereses contrapuestos, como son los empresarios y los trabajadores, por más que dialoguen siempre se va a imponer un interés al final. Como con la Reforma Procesal Laboral que apoyan actualmente, incluso cuando ésta pone más trabas a la legalización de huelgas. El llamado de FA a negociar y dialogar, es una salida falsa para los trabajadores que nos llama a confiar en los patrones, en el MTSS del gobierno y los empresarios.

Consecuentemente, el modelo sindical defendido por la burocracia sindical que integra el Frente Amplio es de conciliación. Tanto de Jorge Arguedas que es parte de la papeleta para diputados, la Central Sindical Rerum Novarum, como quienes le hacen guiños, como Albino Vargas desde la ANEP. Todas estas burocracias sindicales, en lugar de llamar a unificar la lucha contra la ley de salario único, llaman a votar por un candidato que está por negociar ésta con los sectores empresariales.

A su vez defienden las comisiones permanentes de negociación con los patrones como una salida. Cuando esta lleva a hacer arreglos individuales frente a problemas que nos afectan a todos los trabajadores en lugar de luchar por mejorar las condiciones de conjunto. O, la propuesta para la negociación salarial de FA es que se siga negociado los salarios en la Comisión Nacional Salarial (CNS). En esta no hay representación de los trabajadores del sector privado y el gobierno y los empresarios siempre se unifican para derrotar la propuesta de los trabajadores.

Además FA no está interesado en defender la democracia sindical. Para ellos es mejor tener en las cúpulas de las organizaciones sindicales a personas que se puedan comprar y estén siempre dispuestas a negociar antes de movilizar en contra de ataques a los derechos de los trabajadores. De esta manera, cuando el FA habla de defender el fuero sindical (libertad sindical) en el sector privado, está hablando de construir un sindicalismo de estas características.

Lo que necesitamos son sindicatos de lucha, democráticos e independientes de los patrones

Desde el Partido de los Trabajadores (PT) consideramos que la única manera que tenemos los trabajadores de defender nuestros intereses frente a los intereses de nuestros patrones es nuestra organización y movilización.

Todos los derechos que hemos conquistado en este país, desde el Código de Trabajo, la Caja, etc., han sido resultado de luchas efectuadas por la clase trabajadora de este país, no han sido regalos de los empresarios. En un momento de crisis económica como este los empresarios buscan sostener sus ganancias a costas de las de los trabajadores. Si FA llega al gobierno está claro con su postura y sus alianzas que va a defender los intereses de los empresarios.

Necesitamos defender a fondo la libertad sindical, fundar sindicatos en el sector privado para defender nuestros derechos que son cotidianamente atropellados. Así como fortalecer el sindicalismo en el sector estatal. Sin embargo, tienen que ser democráticos, para evitar que haya burócratas que defiendan más sus intereses que los del conjunto de la clase, y ser independientes de los patrones. Ya que sólo así vamos a lograr derrotar los planes de ajuste como la ley de salario único o la reforma fiscal.

Por esto desde el PT les advertimos a todos aquellos que el llamado a confiar en los patrones que hace el FA es una traición a los intereses de nuestra clase. Es a partir de nuestra organización independiente como trabajadores que podemos luchar por nuestras condiciones de vida, educación, nuestro futuro y el de futuras generaciones.

¡Basta de dictadura en el sector privado! ¡Por la libertad sindical!

¡Por un sindicalismo independiente de los patrones, democrático y de lucha!

¡Por la unidad del movimiento sindical por la defensa de las condiciones de vida de la clase trabajadora!