Carta abierta a dirigencias sindicales: Hay que salir a luchar ya contra los recortes y el IVA

comunicado-carta-dirigencias-sindicales-2014

Recientemente el gobierno de Luis Guillermo Solís envío a la Asamblea Legislativa un presupuesto lleno de recortes y puesto al servicio de la continuidad de las concesiones y del pago de la billonaria deuda pública a los bancos y los organismos financieros internacionales.

 

Un presupuesto que incumple con la asignación del 8% del PIB para la educación, que congela el financiamiento de la red de cuido y congela el pago de la deuda con la CCSS. Pero que no tiene empacho en entregar billones de nuestros impuestos a los bancos como pago de una deuda contraída en beneficio de concesiones corruptas como las de la TROCHA o las vinculadas a MECO o H Solís, y como subsidio a jugosas exoneraciones fiscales que los empresarios han disfrutado por décadas.

Este presupuesto está en sintonía con la política de recortes que el gobierno viene aplicando con sus congelamientos de plazas, recortes de horas extra, restricción del acceso a la ayuda social del IMAS, etc.

Este proyecto, sumado a los recortes extra que impulsan Ottón Solís, la UCCAEP, los grandes medios de comunicación, la contraloría y el PUSC, son hoy la principal amenaza al nivel de vida del pueblo trabajador y en particular de los trabajadores públicos.

A esto hay que sumarle la ofensiva contra el derecho de huelga que representan todos los proyectos de Reforma Procesal Laboral. También la Política Nacional de Empleo Estatal (PNEE), combinación PAC del salario único y del condicionamiento de anualidades y demás pluses a evaluaciones de desempeño. Así como también el IVA que esta por ser discutido en Diciembre.

Creemos que es falso que haya un enfrentamiento entre un polo neoliberal, recortador (con Ottón y el PLN a la cabeza), y un gobierno “progresista” más cercano a los sindicatos. Esto lo demuestra el hecho de que hoy, el gobierno se decante por las mismas recetas que tuvo el gobierno de Oscar Arias y Laura Chinchilla para el déficit fiscal: recorte, IVA y ataque a los empleados públicos.

Las cada vez más frecuentes reuniones con los organismos internacionales, inversionistas extranjeros y calificadoras de riesgo dejan muy en claro que este gobierno atiende a las mismas voces que el resto de neoliberales a la hora de determinar su política. Y el hecho de que hoy Luis Guillermo Solís busque un diálogo con los sindicatos, no lo convierte en un “gobierno de cambio”, ni abre tampoco la posibilidad de que pueda ser convencido de una ruptura con las políticas neoliberales.

Esto lo deja muy claro el hecho de que actualmente hasta el mismo Oscar Arias apoye una “salomónica” vía de pacto entre partidos, empresarios y sindicatos, para resolver del IVA y los recortes en el país.

Para él, tanto como para el gobierno, resulta fundamental contar con la colaboración de ustedes para frenar la transformación del malestar popular, generado por décadas del neoliberalismo, en nuevos Combos y lograr aplicar las medidas de ajuste que el empresariado y los organismos financieros internacionales vienen reclamando hace tiempo.

En este marco creemos que es un error sentarse en las mesas de “concertación” abiertas por el gobierno o llamarlo a abrir nuevas. Lo que urge es preparar una respuesta para resolver la crisis económica y fiscal apegada a las necesidades del pueblo trabajador. Y para tener esta respuesta es fundamental que los sindicatos respondan en primer lugar a los ataques vigentes y a los que se aproximan de la mano de este gobierno.

Por eso los llamamos a retirar su confianza de este gobierno y retirarse de cualquier espacio de concertación con él. Los trabajadores estatales y el pueblo en general necesitan que los sindicatos del sector público salgan a luchar contra estos recortes

Ya es hora de discutir un plan alternativo a estos y al IVA como medida para resolver la crisis fiscal del país.

Debemos comenzar por auditar cuánto de la gigantesca deuda del gobierno, que hoy suma un tercio del presupuesto anual, se ha despilfarrado en concesiones o ha subsidiado el lucro de empresas vía exoneración y evasión fiscal. Todos estos pagos deben ser suspendidos y este dinero usado en las necesidades del pueblo.

También urge que discutamos verdaderos impuestos sobre las ganancias de empresas y bancos. No debemos seguir tolerando el poder absoluto que tienen para lucrar sin pagar impuestos y obligaciones sociales en nuestro país.

Esta es la única vía para terminar con la postergación del 8% del PIB para la educación, para que el Estado le pague la deuda a la CCSS y se acaben las listas de espera, para que nuestro país pueda construir sus propias carreteras sin verse estafado por las concesiones, es la única vía para que las mujeres trabajadoras puedan contar con una Red de Cuido de acceso universal, la única vía para que a los empleados públicos se les respeten sus conquistas salariales y la única desde la cual el Estado puede financiar la creación de nuevos empleos dignos, y así atender el principal problema del pueblo trabajador, el desempleo