Brutalidad policial en Barrio Cuba: Oficiales disparan contra vecinos y golpean a mujeres y niños

·         Exigían explicaciones a oficial que amenazaba joven con arma de fuego

Oficiales-disparando

Barrio Cuba, 13 ene – La noche del domingo 11 de enero, oficiales de la Fuerza Pública ingresaron a la Urbanización Jhonny Ramírez de Barrio Cuba, donde dispararon contra los vecinos y golpearon a varias mujeres y niños; bajo la excusa de detener a un residente de la zona.

Detención violenta sin información

El episodio de brutalidad policial comenzó cerca de la media noche, cuando un policía ingresó a la urbanización con el arma en mano, apuntando a toda persona, en espera de un joven de la zona. Éste, al llegar a su casa en automóvil fue apuntado con el arma por el oficial, quien le indicó bajar del vehículo y no moverse. El joven pidió explicaciones y exigió que bajara el arma, pues en el barrio hay niños y él no se encontraba armado.

Ante esta escena, la madre, el hermano y varios familiares más del joven salieron de su casa a pedir explicaciones. El policía lo tomó por cuello de la camisa y disparó hacia los pies de los presentes. El joven logró soltarse y sus familiares lo refugiaron en su casa.

Agresión contra mujeres y niños

Los disparos del policía hirieron de quemaduras de bala y fragmentos al hermano y a la cuñada del joven, por lo que los vecinos le exigieron al policía hacerse responsable de la agresión. El oficial intentó huir del lugar y solicitó por radio el envío de más efectivos, lo que molestó a los vecinos.

Los oficiales se enfrentaron a golpes con los vecinos, agrediendo a mujeres y a un menor de edad. Varias personas intentaron detener la golpiza y muchos más vecinos salieron a defenderlos, lo que provocó  que los oficiales dispararan sin consideración alguna hacia las personas. Esas detonaciones impactaron las casas y automóviles estacionados, destruyendo incluso una pantalla en el interior de una vivienda.

Uno de los familiares que se encontraba grabando la situación con su celular, fue confrontado por uno de los oficiales; quien le arrebató el teléfono y lo lanzó contra el suelo. Aun así, la grabación de un vecino da fe de los múltiples disparos de la policía.

Intimidación y amenazas

Los residentes del barrio, se retiraron en medio de amenazas de los oficiales. La familia de los heridos se refugiaron en su casa.

Al barrio ingresaron más policías, a pesar de haber terminado el enfrentamiento. Acuerpados por la superioridad numérica, los oficiales llegaron hasta la residencia de la familia y uno ingresó tomando por los brazos y sacudiendo de manera violenta a una mujer mayor. Los familiares forcejearon con los oficiales en la entrada de la casa para cerrar el portón y defender a la adulta mayor.

Una vez que el oficial se encuentra fuera, varios agentes más golpean los portones, las ventanas y las paredes de la vivienda; insultan a los residentes y los amenazan  con que después se los “encontrarán solos”.

A pesar de las llamadas al 911, ninguna ambulancia llegó al lugar para atender a los pobladores heridos. Los mismos vecinos los trasladaron en carros particulares a un centro médico cercano.

Luego de esa noche, los vecinos de la Urbanización Jhonny Ramírez han interpuesto una denuncia ante el OIJ por los abusos de la policía; desde el intento de detención sin explicaciones del joven, a las agresiones contra menores de edad, los golpes y múltiples disparos contra personas desarmadas.

Los afectados fueron referidos a medicina forense, para la valoración y documentación de las heridas. Ahí se encontraron con los oficiales que los agredieron, quienes los siguieron de manera intimidante por el edificio y los grababan con sus celulares. Los vecinos afectados, tuvieron que solicitar la intervención de la seguridad interna del edificio, quienes los escoltaron para irse sin ser confrontados por los oficiales que los esperaban a la salida del consultorio.

Basta de criminalizar la pobreza

Desde el Partido de los Trabajadores repudiamos la agresión policial contra los vecinos pues es a todas luces un brutal abuso de autoridad. Creemos que estos actos de la policía son parte de la criminalización de la pobreza, donde los barrios populares afectados por el creciente desempleo y la pobreza, son los que sufren el amedrentamiento y abuso constante de la policía.

A ningún policía se le ocurre disparar contra mujeres, niños y viviendas en los barrios de los ricos; sin embargo, impunemente eso sí sucedió en Barrio Cuba. Muy frecuentemente los pobladores de los barrios populares son amenazados y golpeados por la policía, aun cuando son trabajadores honestos que exigen y defienden sus derechos.

Exigimos al Ministerio de Seguridad y a la Fuerza Pública una investigación interna sobre lo sucedido; que se realice el juzgamiento y castigo a los oficiales que irresponsablemente pusieron en riesgo la vida de decenas de personas.

Llamamos a grupos comunales, organizaciones sociales y sindicales a solidarizarse con los pobladores de Barrio Cuba y exigir justicia contra sus agresores.

¡Solidaridad con los vecinos de Barrio Cuba!

¡Juicio y castigo a los policías agresores!

¡No más criminalización de la pobreza!

——

 http://youtu.be/C3Mhk2gA7o8