Ante las amenazas del gobierno: Todos al paro nacional a fortalecer la huelga de magisterio

comunicado-paro-huelga-de-magisterio

El 20 de Mayo pasado, tras 13 días de huelga y el inicio de bloqueos en rutas clave, el gobierno volvió a poner sobre la mesa otra propuesta insuficiente para resolver la deuda que tiene con los trabajadores del magisterio.

 Haciendo suyo el “consejo” de su nuevo aliado, Albino Vargas, Luis Guillermo Solís propuso que la banca estatal mediara en el pago de unos 3000 trabajadores que no han recibido nada de los depósitos correspondientes a abril y mayo.

Esta propuesta no es más que un nuevo engaño con el que el presidente pretende presionar para que los trabajadores vuelvan a sus centros educativos sin dinero en el bolsillo.

Esto es así porque además de implicarle una seguidilla de trámites engorrosos a los supuestos beneficiados, no ofrece solución alguna a los otros diez mil o más a quienes se les ha depositado el salario incompleto o se les adeudan pagos correspondientes a los meses anteriores a abril

Junto con este engaño de propuesta el gobierno también ha venido buscando formas de poner a la población en contra de los trabajadores. Ha tratado de minimizar sus penurias diciendo que “el que con leche se quema hasta la cuajada sopla” y advirtiéndoles “que no siguieran con el run run de la crisis”. Inclusive llegó al colmo de responsabilizarlos falsamente del hambre de 675 mil niños usuarios del sistema de comedores escolares. Más recientemente ha amenazado con medidas administrativas de no deponerse la huelga.

A este coro de ataques también se han unido La Nación que habló de “intransigencia magisterial” en su línea editorial y la defensora de los habitantes, Ofelia Taitelbaum, quien ahora paga con creces el apoyo recibido del PAC para su reelección, argumentando que “si en estos momentos el MEP nos dice que humanamente no hay nada más que hacer, es el momento para que recapaciten y vuelvan a las aulas”.

A pesar de todo esto la base magisterial se ha mantenido unida y en pie de lucha. Ha rechazado la propuesta del gobierno y frente a su negativa del gobierno a depositar los pagos completos de lo adeudado, viene incrementando sus medidas de presión mediante marchas lentas y bloqueos breves en rutas clave a nivel nacional.

La directiva magisterial siembra las condiciones para una derrota

La directiva nacional de los tres sindicatos magisteriales, a pesar que hasta ahora se ha apegado a la voluntad de las bases y ha rechazado las propuestas del gobierno, ha venido buscando la forma de frenar la combatividad del propio movimiento a partir de medidas autoritarias y maniobras.

Se niegan a realizar votaciones en las asambleas que dirigen, ignoran los mandatos de la base para que se realicen bloqueos y no los convocan. Su manejo es tan desmovilizador que inclusive llegaron al extremo de dejar de financiar el almuerzo a miles de huelguistas que hoy no reciben salario, impidiendo en los hechos su participación en el movimiento y debilitando la lucha.

Estas maniobras deben ser denunciadas pues desgastan la huelga y conducen al magisterio a un escenario que podría permitirle al gobierno imponer un acuerdo insuficiente o que inclusive permita a las dirigencias traicionar el movimiento.

Es necesario que desde las bases se ponga un freno a esta política de la dirigencia y se le exija que todo decisión acerca de las reivindicaciones de la huelga, así como sobre los métodos de lucha para conseguirlas, sean votada en los espacios de base del sindicato.

Gobierno quiere tapar la estafa con INTEGRA 2

Hasta ahora todas las propuestas del gobierno han respondido al interés del gobierno en continuar la aplicación del nuevo sistema INTEGRA 2. Este sistema no solo apunta a ser el sistema de pagos con la cual el gobierno busca aplicar recortes a las conquistas salariales del magisterio, sino que en los últimos días se han destapado toda una serie de irregularidades con su contratación e implementación.

Estas fueron denunciadas por los trabajadores de la Dirección de Recursos Humanos del MEP en una carta que circula en las redes sociales. En ella aseguraron que el nuevo sistema siempre produjo errores durante la migración y que ellos mismos advirtieron a los mandos del gobierno liberacionista que no era conveniente arrancar la migración a comienzos del años lectivo.

Días más tarde trascendió en la prensa que Silvia Víquez, viceministra del gobierno anterior, le dio el visto bueno al nuevo sistema conociendo de antemano que existían más de 10 mil inconsistencias registradas en la migración.

La contratación de este sistema implicó 7 años y costo casi 4 millones de dólares y a pesar de las inconsistencias relativas al sistema, su elevado precio y de los errores graves errores del gobierno anterior, Luis Guillermo y la ministra Mora prefieren sacrificar el pago de los trabajadores que suspender la aplicación de esta defectuosa contratación.

En el fondo defienden a ultranza la aplicación del defectuoso sistema porque es vital para la ejecución de los recortes a las conquistas salariales de los trabajadores del magisterio.

Sumemos nuestros reclamos y rodeemos de solidaridad al magisterio

Sindicatos asociados al Bloque Unitario Sindical y Popular, en donde participan sindicatos del magisterio junto a SINDEU, UNDECA y SINTRAJAP, han anunciado un paro con jornada nacional de solidaridad convocado para este viernes 23 de Mayo.

A nivel nacional estudiantes universitarios y de secundaria también han manifestado su solidaridad con los trabajadores del MEP. Es vital que unifiquemos los esfuerzos de todos para que esta huelga resista las amenazas del gobierno y se enrumbe hacia la victoria.

Hoy el magisterio nos muestra el camino que debemos seguir para perseguir las demás reivindicaciones que permanecerán desatendidas con este nuevo gobierno de continuidad neoliberal. Sumemos nuestros reclamos por aumento salarial, por derogatoria de las megaconcesiones, (APM Terminal, UNIBE S.A. , Rutas nacionales, etc.), por respeto irrestricto a la libertad sindical y la asignación efectiva del 8% del PIB para la educación pública en el corto plazo.