Ante los ataques de Laje, Márquez y sus seguidores contra Jessica Barquero

A inicios del mes de agosto la Secretaria General del Partido de los Trabajadores Jessica Barquero Barrantes, fue invitada por un grupo de estudiantes universitarios a participar en un debate con los señores Agunstín Laje y Nicolás Márquez quienes son conocidos por la coautoría de un polémico libro que niega los derechos de las mujeres y condena sus luchas.

Ese debate se desarrollaría este 23 de agosto en la Universidad de Costa Rica, donde nuestra compañera tendría una participación en compañía de la señorita Silvia Helena Chavarría.

Desde hace varios años Laje y Márquez recorren el continente como los voceros principales de un sector de políticos que abanderan la lucha contra los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, contra el aborto, ellos niegan el concepto de femicidio, así como un combate abierto contra los derechos de las poblaciones LGBTI y las luchas de las mujeres en general.

La presencia de esos personajes en el país es impulsada principalmente por sectores religiosos conservadores como el excandidato presidencial Fabricio Alvarado y la Iglesia Católica que abre varios espacios en diversas parroquias del país para que ellos expongan sus ideas anti derechos humanos y anti derechos de las mujeres.

Pocos días después de la invitación y antes de que se hiciera pública la convocatoria al debate, nuestra compañera manifestó a la organización varias razones por las que decidió declinar la invitación al espacio, sobre todo argumentando que el espacio debía tener el objetivo de fortalecer la organización de las luchas de mujeres y favorecer el enfrentamiento público con ese tipo de sectores conservadores lo cual no era posible en esta ocasión, además expuso varias dudas en relación a la estructura de la dinámica del debate.

 El 16 de agosto, tanto Jessica Barquero como Silvia Helena Chavarría, hicieron público un comunicado explicando las razones por las que declinaban la invitación.

A partir de ese momento tanto la organización de la actividad como los expositores internacionales, haciendo uso de su ya conocida forma de imponer sus criterios y de atacar violentamente a sus adversarios, organizaron una violenta campaña contra Jessica y Silvia Helena, al punto de no comprender ni aceptar el NO por parte de las otras invitadas y de proponerse llevarlas de manera forzada a participar en el espacio.

Esas formas de presión llegaron al extremo de proseguir con el uso del nombre y la imagen de Jessica y Silvia en la convocatoria, a pesar de que ellas advirtieron varios días antes de hacer pública la convocatoria que no iban a participar, situación que ha generado cientos de comentarios hacia nuestra compañera en diversas redes sociales. 

Jessica Barquero por varios años se ha convertido en una de las principales voces políticas del país en defensa de los derechos de las mujeres trabajadoras y demás sectores oprimidos, poniendo sus candidaturas a la Vicepresidencia de la República y diputaciones al servicio de las luchas de las mujeres, así como su activismo sindical y político en general.

Desde el Partido de los Trabajadores defendemos el derecho de nuestra compañera a aceptar o no la invitación a ese o cualquier otro espacio, así como denunciamos la campaña con alto grado de violencia machista y misoginia que ha sido enfilada por los mismos Laje y Marquéz, sus seguidores y los organizadores del debate, a quienes les exigimos detener esa campaña que únicamente demuestra su completo desprecio por la autonomía de las mujeres a decidir sobre si mismas en todos los aspectos de sus vidas.