4) Plan de empleo y obras públicas del Estado

El desempleo creciente: la otra cara de la política pro empresarial de los partidos tradicionales

El desempleo y el deterioro de los servicios e infraestructura públicos han sido dos de los principales aspectos que han venido empobreciendo al pueblo.

 

La causa de esto es que los últimos gobiernos han hecho depender la economía del país de la inversión y la demanda extranjera de los grandes capitalistas. Por lo que en el marco de esta nueva crisis económica mundial, los trabajadores nos topamos con que encontrar un empleo y sostener a nuestras familias se convierte en una tarea casi imposible, ya que hoy los grandes capitales extranjeros y nacionales buscan como mantener a flote sus ganancias pagando menos y contratando menos trabajadores.

Esto es lo que explica que hoy 450 mil trabajadores estemos desempleados, y otro tanto igual en la informalidad, sin seguro y ganando 148 mil al mes en promedio.

Déficit fiscal, quiebra del estado y crisis de la obra pública: lo que pasa cuando los empresarios no paguen impuestos

Por otro lado y con tal de beneficiar a todas estas empresas, los partidos tradicionales han aprobado numerosas exoneraciones al impuesto sobre la renta, han tolerado la pérdida de cientos de miles de millones en evasión fiscal y firmado múltiples tratados de libre comercio.

Esto ha llevado a nuestro país a la quiebra por el déficit de ingresos fiscales; ha hecho que hoy el gobierno no tenga plata para pagar la mitad de sus gastos básicos y tenga que destinar un tercio de todo su presupuesto a pagar la deuda que contrajo por décadas para esconder este déficit fiscal.

Esto también ha sido la causa del abandono de la inversión en infraestructura y servicios públicos que hoy complica tanto la vida de los trabajadores.

Más recientemente el gobierno ha lanzado el Plan de Consolidación fiscal, un nuevo plan de recortes al gasto social en educación y programas en combate a la pobreza, así como nuevos impuestos como el Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA), que encarecerán aún más el costo de la vida para los trabajadores.

Esta propuesta no hace más que trasladar los costos de la crisis sobre el pueblo trabajador mientras los grandes beneficios fiscales y ganancias de las empresas quedan intactos.

Nuestra Propuesta:

Que se combata el desempleo reduciendo la jornada laboral a 40 horas por semana para poder contratar más gente. Que se nos pague lo mismo por lo que antes trabajamos 48 o 72 horas.

¡No más recortes ni impuestos al pueblo trabajador!: Que la crisis fiscal la paguen los ricos y empresarios que la generaron pagando impuestos.

¡Romper con los TLCs!: para recuperar nuestro derecho a cobrarle impuestos al comercio multimillonario que pasa por el país y a planificar el desarrollo económico de acuerdo a las necesidades del pueblo trabajador.

Proteger al pueblo trabajador de la crisis con un plan estatal de empleo y obras públicas:

Construir y reparar carreteras sin concesiones: El país tiene 35 años de déficit de inversión en carreteras y solo 30% del dinero que necesita para solventarlo. Mientras tanto, el gobierno nos ha endeudado para pagarle a concesionarias que vienen estafándonos con altos peajes y pésimos materiales.

Centros de cuido gratuitos y de tiempo completo para los hijos de la clase trabajadora: Según el Estado de la Nación Cerca de 143.815 mujeres no trabajan más horas por tener que cuidar niños menores de 6 años. Mientras tanto el MEP sigue sin tener oferta educativa para niños de 0 a 4 años.

Nuevos EBAIS y quirófanos para acabar con las filas y listas de espera: Las filas y listas de espera son la expresión más concreta de la crisis de insuficiencia en los servicios de la CCSS. Para el 2006 ya había 199mil pacientes con esta condición, en 2011 este número se había duplicado a 441 mil pacientes y para finales de 2012 era de 652 mil.

Modernización estatal del puerto de Moín y la refinería: El puerto de Moin por el que pasan millones de dólares en mercancías ha sido entregado a la transnacional APM. Mientras tanto la refinería de RECOPE lleva años varada por falta de financiamiento para su modernización y ahora quiere ser concesionada también. Ambos pueden ser fuente de gran riqueza para el país si se invierte en ellos y permanecen 100% en manos estatales.

Nuevos proyectos de vivienda para trabajadores: Según el INEC existen 864 111 personas que habitan en casas de alquiler y 26 mil en tugurios. Mientras que de 1 297 mil viviendas, se tiene que 549 mil (42%) se encuentra en mal estado o regular.

Solventar el déficit de infraestructura en colegios y ampliar el acceso a las universidades en las regiones

¿Cómo?

• Que el estado construya obra pública sin concesiones ni endeudamientos, y bajo la fiscalización de los trabajadores para que no exista corrupción ni clientelismo.

• Que se abran miles de nuevas plazas estables y bien pagadas para proteger al pueblo trabajador del desempleo

• Que estas obras se financien mediante el cobro de impuestos a los empresarios y la suspensión del pago de la deuda que el país ha contraído para sostener sus exoneraciones fiscales durante tantos años.