13 Propuestas de un gobierno de los trabajadores para salir de la crisis

1) ¡Por un 10% de aumento salarial de emergencia para todos! : La crisis económica se viene agravando en el país y los empresarios, para mantener sus ganancias, vienen aplicando despidos y una política de mantener congelados los salarios, siempre por debajo del crecimiento del costo de la vida. Mientras tanto, los tarifazos en los servicios públicos y el alto endeudamiento de la clase con préstamos y tarjetas de crédito empobrecen cada vez más a nuestras familias. Como PT proponemos un 10% de aumento salarial de emergencia para comenzar a recuperar el poder de compra que los trabajadores hemos perdido en los últimos años.

2) ¡No más dictadura en las empresas!; ¡Libertad Sindical! : En nuestro país la gran mayoría de la clase trabajadora ha tenido prohibida la fundación de sindicatos en la empresa privada por más de 6 décadas. Esta prohibición tuvo su origen en la ilegalización violenta de la gran mayoría de sindicatos realizada por Figueres en la guerra civil del 48. En la práctica, esta ilegalización, a pesar de no estar vigente hoy, fue perpetuada hasta hoy a través de múltiples formas de persecución laboral. Sin sindicatos, los empresarios han logrado imponer un régimen de dictadura en las empresas, un régimen donde los abusos y trampas de la patronal tienen fuerza de ley y donde los trabajadores que reclaman sus derechos son despedidos. Desde el PT creemos que la única forma de vencer a esta dictadura es mediante la fundación y el reconocimiento de sindicatos que defiendan al trabajador en la empresa privada.

3) Para que no aumente el costo de la vida: ¡Congelamiento de Tarifas!: Recientemente los trabajadores hemos tenido que enfrentar constantes aumentos en la luz, el agua, pasajes de autobús y otros servicios. Estos aumentos han sido el resultado de políticas neoliberales con las que se debilitaron los ingresos de instituciones claves como el ICE y el INS, rompiendo sus monopolios estatales solo para favorecer la inversión privada. Estas mismas políticas fueron las que entregaron el control de servicios y obras públicas a unas pocas empresas para hacer negocio. La carretera a Caldera y el gran monopolio de los buses son el mejor ejemplo. Venga de donde venga el tarifazo, hoy proponemos frenar todos los aumentos que pretenden cobrarle al pueblo trabajador una crisis del estado de la cual no es responsable.

4) Plan de empleo y obras públicas del estado: el modelo capitalista que han impuesto los gobiernos pro empresariales de este país, basado en darle grandes exoneraciones de impuestos a empresas para atraer su inversión, hace tiempo que viene demostrando ser incapaz de garantizar empleo asegurado y con salario digno para la mayoría de los trabajadores. No extraña que un 50% de la fuerza laboral se encuentren desempleada o en la informalidad. Este mismo modelo es el que ha generado la quiebra del estado y su incapacidad de contar con dinero de impuestos para financiar verdaderos arreglos de carreteras, así como las clínicas, EBAIS, guarderías y nuevos colegios que requiere el pueblo trabajador. Por eso impulsaremos un plan de obras públicas del estado, financiado con impuestos a las grandes empresas y que genere empleo asegurado y con ingresos dignos para atacar el desempleo.

5) ¡No más corrupción! ¡Abajo la Ley de Concesión!: El pueblo ha venido pagando los costos de corruptas concesiones con las que se enriquecen los políticos y sus empresas amigas. Los “dobles trabajos” como los de la trocha y la carretera a San Ramón, los “arreglos” que nunca terminan y solo sirven un año y las tajadas que recibieron los ex presidentes en los casos de ALCATEL y Caja-Fischel son solo algunos ejemplos. El modelo de concesiones ha implicado más corrupción, ineficiencia, déficit de obra y servicios públicos, y robo del dinero de los impuestos y que tanto nos cuesta a todos. Por eso proponemos acabar con dicho modelo, derogando la ley y garantizando que el estado asuma la obra pública y la prestación de servicios que han sido privatizados nacionalizándolos sin pago de indemnización y poniéndolos bajo fiscalización de los trabajadores.

6) ¡No más discriminación del gobierno ni del patrón contra el Nicaragüense!: Los trabajadores nicaragüenses son sometidos a una doble injusticia. Los empresarios les pagan hasta un cuarto menos de salario que a los costarricenses por la misma tarea y no les dan los mismos derechos laborales; el estado por otro lado, los somete a las misma obligaciones que al resto de ciudadanos, inclusive a más, como pagar hasta 1000 dólares para obtener residencia permanente, pero no les brinda el mismo derecho de accesar a la salud de la CCSS, o a votar y poder ser electos. Como PT Proponemos luchar por: 1) la gratuidad y la reducción de requisitos para la obtención de la residencia permanente. 2) La obligación del patrón, bajo pena de cárcel, de pagar el mismo salario por la misma tarea que a los trabajadores costarricenses. 3) El derecho de los nicaragüenses a votar y a ser electos en cargos de representación pública.

7) Para garantizar la participación de las mujeres en el mercado laboral y los espacios públicos: luchamos por servicios de cuido universales, gratuitos y de calidad: Las mujeres trabajadoras son doblemente golpeadas por la crisis pues no solo son afectadas por el mismo desempleo y alzas en el costo de la vida, sino que ellas también se les recarga con el cuido de los niños y el oficio domestico. Por eso hoy se sabe que tenemos a unas 143 mil mujeres que no trabajan por tener que atender labores de cuido familiar. Para lograr que puedan salir a trabajar y participar de la vida política del país en el marco de la crisis, lucharemos por que se garanticen servicios de cuido para las mujeres trabajadoras.

8) ¡No más filas ni listas de espera en la CCSS! Que las empresas y el gobierno paguen su deuda: desde hace años, los usuarios de la caja hemos tenido que aguantarnos largas listas de espera para citas con especialistas y operaciones graves, así como también largas filas para poder ser atendidos en clínicas y EBAIS. Este deterioro ha sido causado por las millonarias y permanentes deudas que el estado y las empresas han mantenido con la CCSS en diferentes momentos. Deudas por cuotas obrero patronales, por compromisos del estado con financiar los EBAIS, por compromisos para fortalecer las pensiones, entre otros, han hecho que el dinero que se ha requerido para nuevas inversiones, tenga que ser utilizado para financiar los huecos que dichas deudas han hecho en las finanzas de la CCSS. Proponemos que el estado paguen su deuda de manera pronta y completa a la CCSS y que mediante una reforma que cobre impuestos a las empresas se incremente el presupuesto dedicado a la salud.

9) ¡No más recortes ni impuestos al pueblo trabajador! Que la crisis fiscal la paguen los ricos quela generaron: Décadas de favorecer a sectores del empresariado con exoneraciones fiscales y TLCs que le han quitado impuestos al comercio, han disminuido gravemente los ingresos del estado. Esto ha acercado a nuestro país a la quiebra, por lo que siempre ha mantenido altos niveles de déficit fiscal, y un nivel de endeudamiento que ha consumido anualmente entre un quinto y la mitad del presupuesto nacional durante las últimas dos décadas. Ahora que esto se mezcla con los efectos de la crisis económica golpeando aun mas las finanzas del estado, los partidos burgueses buscan como subir impuestos que encarecerán la vida como el IVA, en recortar gastos en educación, aumentar la cotización de las pensiones y recortar el salario de los empleados públicos. Desde el PT, en cambio, decimos que deben ser los empresarios, beneficiados principales de la política que ha quebrado al estado, los que deben comenzar por pagar impuestos mediante una reforma fiscal. También urge realizar una suspensión en los pagos de la deuda y una auditoría que determine cuánta de esta ha sido utilizada corruptamente y destinada a subsidiar las millonarias exoneraciones de impu

estos de los empresarios, para así dejar de pagarla.

10) Por una reforma agraria que de tierras a los trabajadores del campo: Las políticas de apertura comercial y promoción de agricultura de exportación ha quebrado a los pequeños productores y ha concentrado aun más que antes las tierras cultivables en unos pocos cultivos (piña, caña, cítricos, palma, etc.), en manos de un numero aun más reducido de capitalistas. Esto no solo ha arruinado el campo sumiéndolo en el desempleo y la miseria sino que también nos ha hecho uno de los países más dependientes a nivel alimentario. Por eso proponemos una reforma agraria en donde se expropien las grandes plantaciones de monocultivos capitalistas y estos sean entregados a los trabajadores del campo para poner a producir la tierra de acuerdo a un plan que le garantice soberanía alimentaria al país y alimento barato al pueblo trabajador.

11) ¡Rompamos con los TLCs y las aperturas en telecomunicaciones y seguros!: Los tratados de libre comercio han sumergido al país en la desigualdad y el desempleo más altos de los últimos 30 años. Al mismo tiempo han expuesto a la pequeña producción nacional a importaciones libre de impuestos, llevando a nuestros pequeños productores a la quiebra, y volviéndonos más dependientes del exterior. Al mismo tiempo, las aperturas en telecomunicaciones y seguros están impactando las finanzas del ICE y el INS, amenazando ambas y empujándolas a aumentar sus tarifas para mantenerse en la competencia. De nada sirve decir que no se aprobaran nuevos tratados de libre comercio como hacen el PAC y el FA, si hoy el 90% de nuestro comercio ya está cubierto por los beneficios de dichos tratados. Lo que nosotros planteamos como necesario es la derogación de todos los TLCs, la ruptura de la apertura en telecomunicaciones y seguros y la vuelta al monopolio estatal. De esta manera nuestro país podrá recuperar el control sobre su política fiscal y comercial para así ponerla al servicio del bienestar del pueblo trabajador y no de las grandes empresas.

12) Asamblea Nacional Constituyente: ¡Que sea el pueblo quien decida en el país!: Por décadas las decisiones que tienen tan mal a nuestro país han sido materia exclusiva de unos pocos diputados, políticos y empresarios. Ante tanta miseria y corrupción, ya la mayoría del pueblo trabajador no confía en que votando un nuevo poder ejecutivo y asamblea legislativa en estas elecciones pueda encontrar una solución, que le beneficie. Por eso para resolver sobre temas como la crisis de la CCSS, el problema fiscal, el futuro del ICE, el colapso de la obra pública, los TLCs, la necesidad de libertad sindical en las empresas, la igualdad de derechos para la población nicaragüense y para la población LBGTTI, proponemos que sea el pueblo quien decida mediante una Asamblea Nacional Constituyente.

13) ¡Frenemos el saqueo de nuestro país! Por la nacionalización completa y sin indemnización de todos los recursos naturales, instituciones y obras privatizadas. Parte de la herencia del capitalismo neoliberal ha sido la privatización de los principales recursos naturales y servicios públicos de nuestro país. El resultado directo de esta privatización ha sido el encarecimiento de la vida del pueblo trabajador a beneficio de grandes empresas mayoritariamente extranjeras. Hoy somos testigos de cómo el gobierno sube al recibo de la luz mientras le paga millonadas a generadoras privadas que nos venden carísimo nuestro propio potencial energético, de cómo los pequeños productores y las familias trabajadoras se la ven de cuadritos para conseguir un préstamo del banco sin que los garroteen con el interés, de cómo nuestras riquezas marinas son vendidas a precios elevadísimos por grandes transnacionales, mientras que el pueblo no ve un cinco. Existen muchos más ejemplos que se pueden citar, pero lo que busca el PT es poner la banca, el potencial energético, nuestras riquezas naturales, nuestras carreteras, puertos e instituciones que han sido privatizadas de distintas formas en manos estatales y bajo fiscalización de los trabajadores.