11) Rompamos con el TLC

Para rescatar el modelo solidario del ICE, defender al pequeño productor nacional y recuperar el control sobre nuestra política económica rompamos con los TLCs y deroguemos la Ley de Apertura de Telecomunicaciones.

El PLN, demás partidos del empresariado han embarcado al país en la firma de Tratados de Libre Comercio con grandes potencias económicas como Estados Unidos, China y la Union Europea.

 

Con tal de aprobar dichos tratados, en particular el TLC con Estados Unidos, empresarios y partidos del “Si” prometieron la creación de 60 mil nuevos empleos por año y la posibilidad de que pequeños productores tuvieran las puertas del mercado gringo para exportar.

Lo cierto es que hoy, luego de casi 5 años de aplicación de dicho TLC, estas promesas no solo han demostrado su falsedad, sino que este “libre comercio”, no ha parado de enriquecer a los más ricos, empobrecer cada vez más al pueblo trabajador y hacer que el país dependa económicamente cada vez mas de los Estados Unidos. Veamos algunos ejemplos a continuación:

Lejos de crear más empleos los TLCs han incrementado el desempleo y la desigualdad: La consecuencia de poner a competir “igualdad” de condiciones a un país pobremente industrializado y dependiente de materias primas y tecnología extranjera con grandes potencias económicas ha sido arruinar a gran parte de la pequeña producción nacional, someterlo a las necesidades y exigencias de la inversión extranjera y generar un altísimo nivel de desempleo y de incremento en la desigualdad.

Incremento en la desigualdad: La diferencia entre el 20% más pobre y el 20% más rico subió de 12 veces en 1988, a 16 en 2010 y a 18 veces en 2011 , hoy somos el 5 país más desigual de América Latina que es la región más desigual del mundo.

Deterioro de la calidad de los empleos y aumento del desempleo: el desempleo que según el INEC se encontraba en 5% en el 2000 actualmente se ha duplicado hasta llegar a un 10%. La cifra sube al 18% si se consideran mediciones más precisas como las de la Universidad Nacional.

Ya no podemos producir casi nada de lo que comemos: Tal y como lo demostraron las protestas delos frijoleros y maiceros ante la quiebra que enfrentan debido a la competencia con las importaciones chinas y gringas, es un hecho que los TLCs, y libre comercio en general, han traído la ruina a los pequeños productores de productos básicos. Debido a esto nos hemos convertido en uno de los países más dependientes a nivel alimentario y esto ha encarecido también el costo de la canasta básica.

Fuente de consumo de Alimentos

70% extranjero / 30% nacional

Frijoles: 68% Importado 32% Nacional

La apertura de las telecomunicaciones viene quebrando al ICE y este nos pasa la factura: Desde la entrada de TIGO, MOVISTAR y CLARO al mercado de telecomunicaciones asociada a la apertura y al TLC, el ICE ha venido perdiendo ingresos provenientes de las telecomunicaciones dado el incremento de sus costos destinados a “competir”. Esto ya causo la quiebra de RACSA y ha significado una disminución importante en los ingresos del ICE. Sus mandos ejecutivos, como buenos representantes del gobierno en la institución, vienen trasladando esta pérdida de ingresos mediante el aumento en las tarifas eléctricas, en los minutos prepago y restringiendo las descargas de internet a la cantidad de datos.

¿Porque insistir con el TLC?

Los Tratados de Libre Comercio, en particular el TLC con Estados Unidos, son hoy un tema del que ningún partido quiere hablar. Los partidos del Sí ya ni lo mencionan y los del NO, como el PAC y el FA, han convertido su NO al TLC sea un recuerdo de una lucha y no una necesidad vigente hoy.

Para nosotros en el PT, romper con los TLCs representa la única manera de rescatar al ICE de la quiebra, de recuperar nuestra soberanía alimentaria y llevar verdadero alivio al pequeño productor. También es un primer paso innegociable para que el país, a través del cobro de impuestos al comercio, pueda tener la independencia que necesita para planificar su propio desarrollo al servicio del pueblo trabajador.